Tal y como ha confirmado Europa Press, el Ministerio Público considera al hombre autor de dos delitos de asesinato cualificado por la alevosía y agravado por el parentesco y por el hecho de que las víctimas eran menores de 16 años.

Ante todas estas cuestiones, ha solicitado que se le imponga la pena de prisión permanente revisable, la primera de estas características que se pide en Galicia por tratarse de un crimen "especialmente grave".

En concreto, a David O.R. se le considera autor de la muerte, a finales de julio de 2015, de sus dos hijas en su vivienda de Moraña, para lo que habría utilizado como arma una sierra radial. Tras ello, el hombre se autoinfligió heridas, por las que fue trasladado al Hospital de Montecelo, siendo dado de alta unas horas después.

Después de pasar al día siguiente a disposición del Juzgado Mixto número 1 de Caldas (Pontevedra), se decretó su ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza, investigado por dos supuestos delitos de asesinato, en la línea con la medida solicitada en aquel momento por el fiscal de la causa.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.