Britney sin ropa interior
Britney sin ropa interior Archivo

Más problemas para Britney Spears. Después de que un joven haya intentado vender a los medios un vídeo que confirma que pasó una 'noche loca' con la cantante, ahora varios ladrones han asaltado su casa de Los Ángeles llevándose nada más y nada menos que su colección de vídeos y fotos porno, además de varios trajes para prácticas sadomasoquistas que Britney guardaba en su armario.

La cantante no gana para disgustos, cuenta un allegado, que asegura que Britney "está llevando esto muy mal, pues su casa está bastante dañada. Estos no es fácil para nadie, pero si encima eres famoso es diez veces peor", explica.

El suceso podría complicar el deseo de Spears de volver a ver a sus hijos a corto plazo

Así, según la información de 'contactmusic.com ', es muy difícil que Britney pueda volver a ver a sus hijos a corto plazo, y más ahora, tras conocerse que la artista tenía en una estantería de su casa una colección de cintas de vídeo no recomendadas para menores de 18 años y numerosas fotografías porno que mostraban imágenes explícitas.

Sus familiares temen que todas estas malas experiencias en cadena, el fracaso en su vuelta al mundo de la música , la pérdida de la custodia de sus hijos y ahora el robo en su casa, lleven a Spears, de 25 años, a quitarse la vida. Por ello, este fin de semana, su madre Lynn y su hermana Jamie fueron a visitar a la cantante a su casa, eso sí, tuvieron que pagar su estancia en la mansión, porque parece que a Britney no le van muy bien las cosas en el aspecto económico.

La pensión millonaria que pasa a su ex marido por sus hijos y las fianzas pagadas para eludir la cárcel por conducir bajo los efectos del alcohol, han dejado a la cantante bajo mínimos.