Hillary Clinton
La candidata demócrata a la presidencia de EE UU, Hillary Clinton, en un mitin. BRIAN BLANCO / EFE

Los agentes del FBI que investigan el manejo de la información clasificada de Hillary Clinton en un servidor de correo electrónico privado obtuvieron este domingo una orden de registro sobre un ordenador del excongresista Anthony Weiner, informaron varios medios estadounidenses.

Mientras la oficina federal investigaba los archivos de Weiner por presuntamente mantener conversaciones sexuales con menores, los agentes encontraron otros correos que podrían estar vinculados al caso de Clinton, aunque este ya fue cerrado en julio pasado.

El FBI ya tenía una orden de registro sobre el caso del exlegislador, quien fuera marido de una de las más cercanas asesoras de la aspirante demócrata, Huma Abedin, pero no contaba con permiso para investigar los correos por la investigación vinculada con la exsecretaria de Estado.

El equipo del FBI habría encontrado en las últimas semanas miles de correos electrónicos de Abedin que potencialmente podrían estar relacionados con su etapa en el Departamento de Estado.

La Justicia estadounidense investigó a la también ex primera dama después de que se descubriese que utilizó un servidor de correo privado para tratar asuntos nacionales cuando estaba al frente de la diplomacia estadounidense, pero tras meses de análisis el FBI concluyó en verano que no había razones para presentar cargos en su contra.

Sin embargo, el director de la agencia, James Comey, notificó este viernes a ocho presidentes de comités del Congreso que habían hallado documentos que podrían estar relacionados con el tema en otro caso diferente —el de Weiner— y que el FBI procedía a investigarlos.

La nota, que no daba más detalles, ha provocado un gran revuelo en el país ya que la decisión de Comey se produjo a apenas 11 días de la cita electoral en la que Clinton se juega llegar a la Casa Blanca frente a su rival republicano, Donald Trump.

"Perturbador doble rasero"

El portavoz del Partido Demócrata en el Senado, Harry Reid, ha afirmado que Comey "podría haber incumplido la ley" con el anuncio público de la apertura de esa nueva investigación. En concreto, Reid considera que podría ser ilegal este anuncio cuando faltan apenas dos semanas para las elecciones presidenciales.

"Sus acciones de los últimos meses han demostrado un perturbador doble rasero en cuanto al tratamiento de información sensible con al parecer una clara intención de ayudar a un partido político. Le escribo para informarle de que mi despacho ha llegado a la conclusión de que estas acciones podrían suponer un incumplimiento de la Ley Hatch, que prohíbe al FBI utilizar su autoridad para influir en unas elecciones", ha argumentado Reid en una carta dirigida a Comey.

Reid ha señalado que de sus comunicaciones con el propio Comey y otros cargos del aparato de seguridad "ha quedado claro" que el FBI tiene "información explosiva" sobre las "relaciones y coordinación entre Trump, sus principales asesores y el Gobierno ruso".

"La opinión pública tiene derecho a conocer esta información. Le escribí hace meses para pedir la publicación de esta información. No hay peligro para los intereses americanos con su publicación y usted sigue negándose", ha asegurado Reid.