Un estudio con 3.900 niños marca la contaminación como el mayor riesgo para la salud infantil

  • Los científicos han estudiado así a 3.900 niños y niñas de entre 9 y 18 años de toda España desde la duodécima semana de su gestación para conocer el impacto ambiental en el crecimiento humano.
  • La crisis puede haber influenciado en este cambio de hábitos alimentarios de las familias, según los investigadores.
Niño con sobrepeso jugando a la videoconsola.
Niño con sobrepeso jugando a la videoconsola.
IMEO

Un estudio con 3.900 niños españoles en el marco del proyecto INMA, liderado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (Isglobal), ha determinado que la contaminación del aire es el mayor riesgo para la salud de los niños, mientras que la obesidad es unos de sus primeros trastornos.

La situación del macroestudio ha sido presentado este jueves en el recinto ferial de Sabadell (Barcelona), donde hasta el próximo viernes los 70 científicos implicados comparten y debaten los últimos resultados científicos del trabajo, aún abierto y que se desarrolla por grupos de niños de hasta siete regiones (o cohortes) distintas de España.

A través del INMA, los científicos han estudiado así a 3.900 niños y niñas de entre 9 y 18 años de toda España desde la duodécima semana de su gestación para conocer el impacto ambiental en el crecimiento humano y han determinado que la contaminación del aire es el principal riesgo de la salud infantil.

En el último año, según los datos que manejan los científicos del INMA, se ha detectado que la contaminación del aire tiene un efecto sobre el desarrollo del feto, así como en el pulmón y el cerebro del niño, lo que confirma los efectos adversos en la salud infantil de la contaminación ambiental.

Contribución desinteresada de familias

Los pequeños se empezaron a estudiar en 2003 cuando sus madres estaban en la duodécima semana de gestación e integran siete "cohortes" o zonas de nacimiento que han hecho posible más de una década de estudios científicos y más de 340 publicaciones sobre los efectos de varias exposiciones ambientales sobre la salud infantil.

Gracias a la contribución desinteresada de todas estas familias, los científicos del Proyecto INMA mantienen varias líneas de investigación en áreas como la salud respiratoria, la salud mental o la obesidad.

Se ha tenido en cuenta elementos tales como la contaminación del aire, del agua, el tabaco ambiental, los compuestos orgánicos persistentes, los pesticidas, los contaminantes a la dieta o, incluso, determinados medicamentos.

Riesgos del tabaquismo pasivo

En este sentido se ha determinado también que el tabaquismo pasivo durante el embarazo está asociado a un mayor riesgo de problemas respiratorios en niños."Estas jornadas son una oportunidad para dar a conocer la contribución tan valiosa que estos niños y niñas hacen por la ciencia", ha asegurado el investigador del ISGlobal y que dirige el proyecto, Jordi Sunyer.

"Gracias a todos ellos estamos siendo capaces de producir un cuerpo creciente de evidencias científicas que eventualmente deberá traducirse en políticas de salud pública que nos ayuden a vivir en entornos más saludables ", ha añadido Sunyer.

Las cohortes se establecieron de nacimientos en 2003 y, aunque el proyecto nació en 1997 en Menorca con el objetivo principal de determinar las causas del asma, ha ido creciendo con el tiempo ampliado así los campos de investigación.

"Consumimos más carne, y lo que era una dieta mediterránea ha cambiado, sobre todo el consumo de fruta, que es la mitad que en otras cohortes de Inglaterra; la crisis puede haber influenciado en este cambio de hábitos", ha apuntado el investigador.

"Creemos que la obesidad detectada cuenta con otro factor muy importante, que es el ejercicio físico, algo que ha disminuido mucho, y que entre otros cuenta con algo tan esencial como el trayecto de la escuela a casa", ha añadido Suñer.

En Sabadell (Barcelona) se encuentra, precisamente, una de las cohortes más importantes analizadas del Estado, con 600 niños y niñas estudiados de entre 7 y 9 años, y se ha determinado que un 35 % de los niños presentan problemas de obesidad, entre otras cuestiones por falta de ejercicio en una ciudad en donde en muchas ocasiones los padres llevan habitualmente en coche a sus hijos al colegio.

En este sentido, Suñer ha asegurado que los datos recogidos en Sabadell pueden reflejar una actitud generalizada en el resto del territorio del Estado, por lo que son síntomas de conducta "extrapolables".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento