Comienzan a desmantelar las chabolas de la 'jungla de Calais'

Segundo día de evacuación de la 'jungla de Calais', al norte de Francia.
Segundo día de evacuación de la 'jungla de Calais', al norte de Francia.
Thibault Vandermersch/EFE

La operación para evacuar el campamento de inmigrantes de Calais (Francia), en la que a mediados de su segunda jornada se ha trasladado ya a más de 3.500 personas, comenzó este martes con el desmantelamiento de parte de sus chabolas.

Por el momento, los trabajos se han limitado a desmontar algunas de esas viviendas precarias, a la espera de que en los próximos días lleguen las excavadoras.

Las más de 3.500 personas trasladadas desde el lunes, dirigidas a centros de orientación y acogida en todo el territorio galo, suponen más de la mitad de los inmigrantes que el Ejecutivo francés calcula que había en ese campamento, donde malvivían a la espera de cruzar ilegalmente al Reino Unido.

Prefieren quemar su chabola

El personal de una empresa contratada por las autoridades llegó a primera hora de la tarde al lugar para comenzar a desmantelar chabolas.

Pero una de ellas comenzó a arder, por lo que los trabajadores se concentraron en desmantelar las aledañas para evitar que se extendieran las llamas hasta que llegaron los bomberos.

Como ya sucedió en marzo pasado, cuando se evacuó la zona sur del campamento de Calais, muchos de los inmigrantes prefieren quemar su chabola antes de ver cómo es derribada.

Los trabajos de desmantelamiento se desarrollan en medio de importantes medidas de seguridad, con un cordón policial que impide el acceso a la zona de los inmigrantes.

Por el momento, las autoridades francesas no tienen previsto utilizar excavadoras y se hará un desmontaje "suave" para evitar enfrentamientos con los inmigrantes más radicales.

Evacuación

En paralelo se desarrolló la segunda jornada de evacuación de los ocupantes del campamento de inmigrantes, un dispositivo que registró menos afluencia que este lunes.

El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, señaló que durante la mañana habían sido evacuados algo más de mil inmigrantes, de los cuales unos 200 eran menores.

La víspera habían dejado el campamento de fortuna algo menos de 2.500 inmigrantes, 400 de ellos menores.

Los voluntarios de asociaciones humanitarias siguen contactando a los inmigrantes para tratar de convencerles de que lo abandonen de forma voluntaria.

El presidente de la ONG "Albergue de Inmigrantes", Christian Salomé, aseguró que, según sus datos, unos 2.000 no tienen intención de viajar a uno de los 450 centros provisionales abiertos por el Gobierno de Francia en todo el país.

Muchos de ellos lo afirman de forma clara, señalan que quieren seguir en este lugar desde el que aspiran a pasar al Reino Unido a través de la conexión ferroviaria bajo el Canal de la Mancha o en los ferris que diariamente surcan el mar.

Las cifras del Ejecutivo son cuestionadas por las asociaciones humanitarias, que consideran que en total había en Calais unos 8.000 inmigrantes.

La operación de evacuación está previsto que se extienda durante toda la semana.

Los inmigrantes son trasladados a alguno de los 450 centros provisionales que el Ejecutivo tiene abiertos por todo el territorio, donde serán estudiadas sus demandas de asilo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento