El presidente de la ONG Global Infantil, G. L., gestor de un centro de acogida en Addis Abeba (Etiopía), ha sido denunciado por malos tratos a niños y niñas, intrusismo médico y amenazas a voluntarios y colaboradores, según publica hoy La Vanguardia.

Tal y como informa el citado diario, esta denuncia ha sido presentada en la fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por ex voluntarios de la organización.

Si ponemos a los niños de rodillas es porque necesitan disciplina

La agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), que entregó una subvención de 120.000 euros para las reformas de uno de los centros de la ONG, ha dejado el caso en manos del ministerio fiscal español.

Además, AECI solicita a Global Infantil un "cambio inmediato del responsable del proyecto".

El presidente investigado ha declarado a La Vanguardia que la denuncia no tiene fundamento y que los cooperantes no estaban motivados ni se comportaron bien y ahora están resentidos, un motivo negado tajantemente por los denunciantes, alegando que ni se conocen entre ellos por haber colaborado en épocas diferentes.

"Por aquí han pasado más de 80 cooperantes en los últimos años y nadie ha denunciado nada. Si ponemos a los niños de rodillas es porque necesitan disciplina", concluye.