Amanda Seyfried
La actriz Amanda Seyfried paseando con su perro por la ciudad de Nueva York. GTRES

La actriz Amanda Seyfried ha revelado en una entrevista a la revista Allure que sufre un trastorno obsesivo compulsivo (TOC), además de ansiedad y depresión, problemas de los que huye cuando se manifiestan con más fuerza refugiándose en una propiedad que ha comprado a las afueras de Nueva York.

"Tomo un antidepresivo y nunca conseguiré dejarlo" aseguraba Seyfried, que revelaba que lo toma "desde que tenía 19 años", por lo que lleva 11 años de tratamiento, aunque "con la dosis más baja.

La actriz aseguraba que se lucha contra la enfermedad pero también contra "el estigma de la utilización de una herramienta". La protagonista de Mamma Mia!, Los Miserables o Caperucita Roja criticaba que la gente considere a las enfermedades mentales en una categoría diferente al resto de enfermedades. "No creo que deba hacerse, se debe tomarse tan en serio como cualquier otra cosa", hacía ver.

Seyfried ponía de manifiesto que el hecho de que no se vea no quiere decir que no exista. "Tú no ves la enfermedad mental: No es una masa, no es un quiste, pero está ahí ¿Por qué necesitas probar que existe? Si lo puedes tratar, lo tratas", decía.

"Tenía mucha ansiedad que venía del TOC y pensé que tenía un tumor en el cerebro. Me hice una resonancia magnética y el neurólogo me mandó al psiquiatra. A medida que envejezco, los pensamientos y temores compulsivos han disminuido mucho. Sabiendo que muchos de ellos no están realmente basados en la realidad", tranquilizaba la joven.

El TOC es un trastorno que produce ansiedad, con pensamientos y miedos recurrentes, unidos a conductas repetitivas y compulsivas.