Puertas en el andén de uno de los ferrocarriles en Cataluña
Puertas en el andén de uno de los ferrocarriles en Cataluña. (ARCHIVO)

Reforzar al máximo la seguridad para evitar caídas a las vías del tren por descuido. Con esa premisa el Metro de Málaga tendrá en los andenes de todas sus estaciones mamparas transparentes. Medirán 2,15 metros de altura y serán previsiblemente de metacrilato.

Las mamparas coincidirán con las puertas de acceso al tren. Es decir, se abrirán justo cuando éste ha parado. En cada andén irán colocadas alrededor de 12 aunque sólo funcionarán seis ya que, de momento, los vagones que circularán en los primeros años del Metro malagueño sólo tienen ese número de puertas.

Así lo anunció hoy la Consejería de Obras Públicas en una visita a la red de transporte público de Londres.

Esta tecnología se coordinará mediante un sistema de conducción automática (ATO) que permite que los trenes funcionen solos. Disponen de un conjunto de equipos, en su mayoría electrónicos, que situados en vía y tren, sustituyen la función del conductor.

Aunque el Metro de Málaga estará preparado para circular sin maquinista, en un inicio las dos líneas tendrán conductores, aclaró hoy la Junta.

Metros que van solos

La tecnología del metro sin conductor ya es conocida y ha sido probada en la línea Méteor, en París. En España, mientras, será el metro de Barcelona el primero que comience a usar estos trenes dirigidos por ordenador.

Se implantarán en tres líneas (la 2, la 11 y la futura línea 9). Entrarán en funcionamiento, según la previsión de Transportes Metropolitanos de Barcelona, el próximo año. Sus estaciones también llevarán el sistema de puertas de andén. Ya se ha iniciado su instalación en una de las paradas de la línea 11.