José Bretón, que cumple prisión por la muerte de sus hijos José y Ruth en 2011, se infligió el miércoles varios cortes superficiales en el cuello en su celda de la prisión de Herrera de la Mancha (Ciudad Real) con una cuchilla de afeitar, según fuentes penitenciarias.

El suceso ocurrió el miércoles en torno a las 22:00 horas en la celda que comparte con otro preso. Bretón está ingresado en régimen de acompañamiento terapéutico, aunque el centro no le aplica en estos momentos el Protocolo de Prevención de Suicidios (PPS).

Fue este preso el que avisó inmediatamente a los funcionarios; alertado el 112, una UVI atendió a Bretón en el centro penitenciario y lo trasladaron al hospital de Ciudad Real, donde ha sido operado.

El recluso, tras salir del quirófano, ha sido trasladado a la unidad de reanimación del centro hospitalario, según fuentes sanitarias. Su situación es estable, según fuentes conocedoras del parte médico.

Se desconoce si las heridas que se causó el interno fueron con el ánimo de quitarse la vida o para llamar la atención, ya que desde hace meses lleva reclamando su traslado a la cárcel de Córdoba para estar más cerca de su familia.

José Bretón fue condenado en el verano de 2013 por la Audiencia de Córdoba a 40 años de prisión como autor de dos delitos de asesinato por la muerte de sus hijos en 2011. Desde mayo cumple su pena en la cárcel de Herrera de la Mancha después de pasar por los centros de Jaén II, Villena (Alicante) y Córdoba.