Goytisolo recibe el Premio Cervantes de manos del rey Felipe VI
El escritor Juan Goytisolo recibe el Premio Cervantes de manos del rey Felipe VI en el paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares. EFE

El ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo ha garantizado este miércoles en Sevilla que "habrá Premios Nacionales" y que habrá igualmente Premio Cervantes, y que así lo permitirá un "procedimiento especial" en el que ahora trabaja su departamento.

"El cierre presupuestario admite excepciones", ha respondido el ministro al término de una conferencia que ha dictado en Sevilla y a preguntas de los asistentes, a los que ha garantizado "el compromiso de todo el Gobierno" con estos galardones, de los que ha dicho que poseen dos virtudes.

La primera de estas virtudes es "el reconocimiento a nuestros creadores y a nuestros intelectuales", y la segunda que suponen "una muestra de aprecio público".
El procedimiento especial al que se ha referido el ministro debe permitir afrontar la dotación de los galardones, que oscilan entre los 125.000 del Cervantes y los 20.000 de los nacionales.

"Coste del no Gobierno"

Justo antes de responder a esa pregunta, el ministro había parafraseado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al afirmar que "el coste del no Gobierno es un coste que lo padecemos todos", y al hilo de esta pregunta sobre los premios ha reiterado que "España necesita un Gobierno sólido y estable".

Estando en funciones las cosas son más complicadas y difíciles"Lo que ocurre es que el coste del no Gobierno —al estar la administración en funciones por el bloqueo político del país— requiere de un procedimiento especial, en el que estamos", ha manifestado Méndez de Vigo, que, tras aseverar que los premios se darán, sí ha admitido que "estando en funciones las cosas son más complicadas y difíciles, y hay que ser conscientes de ello".

El ministro insta a que "aquellos que no han permitido, querido o facilitado que hubiera Gobierno ahora que no se rasguen las vestiduras" y ha agregado que, para él, es importante que se otorguen estos premios en tanto que "tienen dos virtudes en las que creo profundamente: el reconocimiento a nuestros creadores e intelectuales, que nos dan felicidad a través de sus obras, y la muestra de afecto público".

El Gobierno tuvo que dar la orden de cierre presupuestario para cumplir los objetivos de déficit marcados por Bruselas el pasado 28 de julio, de forma que todo lo que no estuviera "resuelto" entonces no se abona, pero prácticamente en cada reunión del Consejo de Ministros se aprueba alguna "excepción", derivada de las prioridades que marca cada departamento, según Cultura.

Desbloquear gastos excepcionales

El Ministerio trabaja al más alto nivel para lograr sacar adelante un acuerdo del Consejo de Ministros que permita desbloquear la entrega de los Premios Nacionales y del Premio Cervantes. Asimismo, el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, ha explicado este lunes que en el Ministerio se está trabajando para que el cierre contable de los presupuestos de 2016 no afecte a determinados gastos "ocasionales y concretos", como la dotación para el Premio Cervantes.

Tras la inauguración del Congreso Nacional de la Asociación de Promotores y Constructores de España (APCE), Ferre ha explicado que se está estudiando "caso a caso" y que se está trabajado de forma coordinada con el conjunto de los Ministerios para ver qué otras excepciones pueden quedar al margen del cierre presupuestario.

Lo razonable es que la inestabilidad institucional se resuelva cuanto antes "El compromiso del Gobierno es desbloquear estas situaciones", ha dicho el secretario de Estado, que ha asegurado que en próximos Consejos de Ministros se aprobará el desbloqueo de los gastos que finalmente se exceptúen de la clausura del presupuesto.

No obstante, también ha incidido en que España tiene que cumplir unos compromisos de reducción del déficit público y que con ese objetivo se decidió cerrar el presupuesto antes de lo habitual, en julio.

Respecto a la posibilidad de que se adelante la subida de los salarios de los empleados públicos y de las pensiones con cargo a los futuros presupuestos del Estado para 2017, Ferre ha explicado que se están estudiado todos los escenarios posibles "con las limitaciones que implica un Gobierno en funciones".

"Lo razonable es que la inestabilidad institucional se resuelva cuanto antes y así estas decisiones puedan ser tomadas por un Gobierno investido", ha afirmado.