El alcalde de Valladolid con el exsecretario general del PSOE
El alcalde de Valladolid con el exsecretario general del PSOE EUROPA PRESS

El alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente, ha comparado este lunes al PSOE con un barco "sin rumbo, sin timón", que "dentro de poco" se quedará "sin marineros" y, si se sigue "a este paso", incluso "no habrá barco".

Así se ha expresado el regidor vallisoletano este lunes ante los medios de comunicación, después de un fin de semana en el que se ha celebrado Comité Federal del PSOE que concluyó con la creación de una gestora liderada por los críticos con la gestión de Pedro Sánchez, quien dimitió como secretario general el pasado sábado.

Para Puente la situación "no está tranquila" en el partido, por que interpreta que "lo que se debatió el sábado" fue la disyuntiva entre el 'no' a un Gobierno del PP o la abstención, pero ahora "quienes ganaron" en el Comité Federal "parece que tampoco quieren abstenerse" en una sesión de investidura.

Por ello, ha comparado a su partido con un barco que está "sin rumbo", porque "ellos tampoco quieren la abstención", "sin patrón", porque Sánchez era quien defendía la postura del 'no' a Rajoy, que "dentro de poco estará sin marineros", y si se sigue "a este paso", no habrá barco.

"Todos estos que han diseñado este plan estupendo el sábado nos tendrán que explicar que es lo que quieren hacer con el partido, qué rumbo le quieren dar", ha reclamado Puente, quien se ha alineado desde mediados del pasado verano a favor de la posición de Pedro Sánchez, votada en el Comité Federal celebrado a primeros de julio.

A juicio del regidor socialista, el resultado del Comité Federal del pasado sábado ha dejado al PSOE "sin más alternativa" que "rendirse al PP", de manera que ha reclamado a los defensores de la constitución de una Comisión Gestora federal que "sean valientes y defiendan la abstención", pues entiende que si no lo aclaran conducirían "al desconcierto" a los militantes "que quedan" y a los votantes "que pueden quedar".

De lo contrario, ha aseverado que "si todo el viaje es para decir que no -a un Gobierno de Mariano Rajoy-" no tendría sentido haberse "cargado" al secretario general. "Que no sigan mareando la perdiz, que digan claramente que se quieren abstener, y se pongan negociar, si hay capacidad o liderazgo. Así por lo menos dirá la gente que tienen un plan", ha reivindicado.

Pero todo ello, a juicio de Puente, tendrá "un coste político", de tal manera que interpreta que los críticos con Pedro Sánchez "se han asustado a destiempo" y "ahora no son capaces de defender lo que realmente fue objeto de debate o votación; abstenerse para facilitar un gobierno PP".

SUSANA DÍAZ, "LA MÁS DAMNIFICADA"

Otro problema, en opinión de Puente, es quién debería ejercer ahora el liderazgo del partido. Así, se ha referido a Susana Díaz, sobre la cual tiene dudas porque "es la más damnificada en la opinión pública" al haber "puesto en riesgo su propia posición institucional", mientras que desconoce qué hará Pedro Sánchez, si se plantearía "volver a dar batalla".

"Esta es la situación en que algunos han dejado al PSOE", ha lamentado el alcalde de Valladolid, que se ha preguntado "si queda sentido común en algún sitio" en el PSOE, pero si lo hubiera cree que debería "ponerse encima de la mesa cuanto antes", para que haya "algún margen para recomponer el partido" y tener "algún margen de maniobra" en el futuro.

PSOE DE CASTILLA Y LEÓN

Por otro lado, Óscar Puente se ha pronunciado sobre los votos mayoritarios de los miembros castellanoleoneses en el Comité Federal a favor de la constitución de una gestora, lo que se produce debido a una "disociación entre lo que piensan los afiliados y lo que piensan algunos de los que deberían representarles" y que ha definido como un "acto de indisciplina".

Para Puente, los representantes del PSOE se han saltado "por partida doble el mandato de los militantes" de Castilla y León "de toda España" y de la Ejecutiva Autonómica, quienes considera que "tenían muy claro lo que quieren que haga el partido".

De esta manera, ha exigido a esos representantes del PSCyL que "expliquen la decisión a los militantes", pues entiende que supone un "precedente muy malo".

Asimismo, les ha acusado de no respetar "lo que se ha decidido", que en su opinión es lo que ha sucedido "en el último año y medio, casi desde que se eligió a Pedro Sánchez".

En todo caso, ha negado que esa actuación "no es un cuestionamiento al secretario general", Luis Tudanca, quien, ha asegurado, tiene el respaldo "mayoritario del partido, sus órganos y sus militantes".

Consulta aquí más noticias de León.