Exceso de pesca
Exceso de pesca CALEB MCCLENNON / WCS

Así ha informado la entidad en un comunicado en el que recuerda que esta práctica está totalmente prohibida por la normativa pesquera europea y nacional, y también ha indicado que ha informado de esta situación a las administraciones balear y española competentes en materia pesquera.

"El Mediterráneo es uno de los mares que sufre más sobreexplotación pesquera del mundo, con un 93 por ciento de las poblaciones evaluadas sobreexplotadas y en alto riesgo de colapso. La pesca de arrastre ilegal en zonas protegidas es una de las causas más importantes", ha afirmado el director ejecutivo de Oceana en Europa, Lasse Gustavsson.

Según Gustavsson, las administraciones deben "actuar con contundencia" contra la pesca ilegal puesto que ésta "destruye nuestros ecosistemas, agota los recursos pesqueros y perjudica a los pescadores que cumplen".

Oceana ha explicado que la pesca de arrastre en zonas poco profundas tiene un impacto ambiental muy elevado. Además, resulta ser una práctica derrochadora, ya que hasta el 90 por ciento de las capturas son descartadas muertas o moribundas.

Por otro lado, destruyen ecosistemas protegidos y esenciales, como las praderas de posidonia, arrecifes coralígenos y fondos de rodolitos. Estos ecosistemas son también el refugio de juveniles de numerosas especies, por lo que si se destruyen se pone en peligro el futuro de los recursos pesqueros.