Las escaleras del apartamento
Las escaleras del apartamento. (PAUL LEWIS) PAUL LEWIS

La investigación de la desaparición de Madeleine McCann da la enésima vuelta de tuerca en las páginas de los diarios sensacionalistas ingleses, en las que se especula que la niña de cuatro años pudo morir tras caer por las escaleras que dan acceso al patio trasero del apartamento de Praia da Luz, donde se encontraba junto a sus padres.

Los padres habrían escondido el cuerpo para no ser acusados de homicidio involuntario

Desde el Daily Telegraph al The Sun, pasando por el Daily Star, las publicaciones ofrecen una nueva versión filtrada por la policía portuguesa donde se recrea un escenario en el que Maddie habría caído accidentalmente por las escaleras y se habría golpeado la cabeza, muriendo en el acto.

Los padres, según estos medios, aterrorizados y temerosos ante una posible acusación de homicidio involuntario, habrían escondido el cuerpo con la ayuda de los amigos que cenaban con ellos aquella noche.

Esta nueva elucubración nace propiciada de un presunto rastro hallado por los perros en la zona, que echaría por tierra una de las primeras sospechas, basada en la creencia de que Madeleine había fallecido a causa de una sobredosis de somníferos.

"¿Dónde está la prueba?"

Fuentes cercanas a los McCann han mostrado su indignación ante esta novedosa recreación de los hechos: "¿Dónde está la prueba de que ha sucedido esto? Madeleine se fue a la cama a las siete de la tarde, y hay un testigo. ¿Cuándo se supone que cayó?" rebaten algunos amigos de la familia.

El portavoz de la pareja, Clarence Mitchell, ha sido aún más contundente y ha tachado de "ridículo" el relato.

Los diarios portugueses dan verosimilitud a la historia afirmando que Maddie se levantó de la cama y fue a buscar a sus padres.