Debate a cuatro con Rajoy, Sánchez, Iglesias y Rivera
Rajoy (PP), Sánchez (PSOE), Rivera (Cs) e Iglesias (Podemos), en la campaña de las generales de 2016. Mariscal / EFE

¿Ganan mucho los políticos españoles? Pues según se mire. El Congreso ha hecho públicas, dentro de su normativa de transparencia, las declaraciones de bienes de los diputados electos el pasado 26 de junio.

Estos documentos, que no están sometidos a control -la veracidad de lo que declaran sus señorías se presume, pero no se comprueba-, permiten ver, por ejemplo, que Mariano Rajoy (PP) no es el dirigente que más gana en España o que Pablo Iglesias (Podemos) tiene más dinero en el banco que ningún otro líder.

El presidente en funciones tiene productos financieros con un valor
de 685.084€
El salario del presidente del Gobierno en funciones ascendió en el año 2015 a 79.458€, inferior a los 101.000€ que percibe la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (Ahora Madrid), a los de 98.500€ que se embolsa Íñigo Urkullu (PNV), presidente de Euskadi; los 103.000€ de Cristina Cifuentes (PP), presidenta de Madrid; o los 145.000€ del catalán Carles Puigdemont (PDC).

Rajoy compensa la diferencia gracias a otras rentas y, sobre todo, a su patrimonio inmobiliario (tres apartamentos, una vivienda en Madrid, una oficina y una plaza de garaje) y financiero (151.779€ en un seguro de ahorro, 190.222€ en acciones bursátiles y 343.083€ en fondos de inversión). La suma de sus ingresos le coloca por encima de la inmensa mayoría de los trabajadores españoles: se embolsa cuatro veces más que un trabajador que cobre el salario medio, situado en 26.259€ al año, y once veces el salario mínimo interprofesional (SMI), que es de 9.172€.

A pesar de ello, el político está muy lejos de los grandes empresarios del índice Ibex 35: la media de las retribuciones de los presidentes o directores generales del Banco Santander, Dia, Iberdrola, Inditex o Telefónica fue de 8 millones el año pasado, casi 80 veces (78,6) más.

Iglesias gana más

Pablo Iglesias logró más ganancias que el presidente del Ejecutivo (119.707€) gracias, en parte, a su actividad como presentador de televisión. La inversión no es algo que parezca interesarle. El líder morado mantiene 125.437€ en cuentas corrientes. No tiene préstamos, pero sí una vivienda en una zona rural de Ávila y una motocicleta.

Sánchez: Red Eléctrica y Bankia

Pedro Sánchez (PSOE) se sitúa a la cola de las ganancias anuales (37.478€). En su haber  aparecen la nómina como presidente del grupo parlamentario socialista y los beneficios por el alquiler de uno de sus pisos. Está vinculado a la energética público-privada Red Eléctrica mediante un paquete de acciones de 6.470 euros.

Bankia, entidad de cuya asamblea general fue miembro en la etapa de Caja Madrid, le concedió una hipoteca por valor de 159.300€ -de los que le quedan por devolver 113.234€- para adquirir una vivienda con garaje. En su declaración destacan un plan de pensiones privado y otro del Congreso que hacen un total de 102.040€, además de coche marca Peugeot.

Rivera, doble hipotecado

Albert Rivera recibió en 2015 una nómina como presidente de Ciudadanos y otra como diputado en el Parlament de Cataluña. A pesar de sus 87.728€ en ingresos, solo mantiene 5.500€ en el banco. Comparte la propiedad de dos viviendas y es dueño de un Golf y una motocicleta Yamaha. Acumula dos préstamos (471.500€) que le obligan a satisfacer una cantidad pendiente de 361.800€.