El nuevo plan anunciado el viernes por Ibarretxe cuenta con el apoyo de una parte de la sociedad vasca. Los ciudadanos vascos opinan que la división de la sociedad vasca es una invención de los políticos, aunque algunos critican el nuevo plan de Ibarretxe porque no aportaría una solución real.

Asimismo, el secretario general del PSE-EE, Patxi López, advirtió este sábado de que el Estado de Derecho tiene "mecanismos democráticos suficientes para impedir que nadie, tampoco el lehendakari, cometa una ilegalidad".

En un acto en Gernika, acompañado por una representación de los 'Niños de la Guerra' con motivo del 70 aniversario del bombardeo, López denunció que el viernes se pudo ver en el Parlamento vasco "a un Gobierno vasco, con el lehendakari a la cabeza, que quiere saltarse la legalidad".