Bodega Maetierra de Calahorra comienza su vendimia nocturna

  • La Bodega Maetierra de Calahorra ha comenzado esta noche la vendimia nocturna y mecanizada de los primeros racimos de Moscatel de Grano Menudo, variedad autóctona riojana que recuperó hace 15 años para su colección de vinos Libalis.
Vendimia uva blanca de Maetierra
Vendimia uva blanca de Maetierra
BODEGAS MAETIERRA

En Bodega Maetierra ya llevan unas cuantas noches sin dormir con la llegada de la vendimia nocturna. El miércoles 30 de agosto comenzaba tímidamente la recogida de los primeros granos de Gewürztraminer, Riesling y Chardonnay, variedades con las que se elaboran los vinos de la colección Spanish White Guerrilla.

Pero el grueso de la vendimia ha comenzado esta noche con la llegada de la Moscatel de Grano Menudo, la variedad "reina" de la bodega y de la IGP que la ampara, Valles de Sadacia. Este tipo de moscatel, la más aromática del mundo, es la protagonista de la principal colección de vinos de la bodega, Libalis.

Desde Maetierra auguran una gran añada. "La uva viene muy sana, ha sido un año muy seco, no ha habido enfermedades, y la calidad será muy alta", explica Carmelo Cámara, enólogo de Maetierra. "Los aromas se concentran muy bien en estos años tan secos y la baya responde a ese calor formando más precursores aromáticos", añade.

Precisamente la sequía ha retrasado el comienzo de la vendimia casi una semana con respecto a las dos anteriores, aunque la última quincena, con variaciones térmicas de 11 o 12 grados entre el día y la noche, ha ayudado a una correcta maduración. La vendimia se prolongará durante más de un mes en la bodega calagurritana, avanzando a medida que avance la maduración.

"Hacemos muestreos diarios en cada parcela, y también cata de uvas, porque una cosa son los datos analíticos y otra nuestra percepción. Hay veces que las analíticas te dicen que ya está para vendimiar pero la pruebas y decides esperar un poco más", advierte el enólogo.

La actividad en la bodega es constante tanto de día como de noche. "En torno a las 3 de la madrugada las máquinas comienzan a recoger uva y en apenas dos horas comienza a entrar en bodega", explica Cámara. Quedan semanas de dormir muy poco, pero "es la parte más emocionante de nuestro trabajo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento