"Los comedores van a mantener la cocina propia y el personal del año pasado", ha insistido la delegada en declaraciones a Europa Press, en las que ha asegurado que las plantillas se mantendrán de forma "íntegra" y no habrá reducción de sueldos, con lo que los comedores operarán como lo han hecho hasta el momento.

Igualmente, cree que "no hay que cuestionar la calidad de la comida" que se va a servir en estos centros, en los que la empresa adjudicataria del servicio -firmará los contratos la próxima semana- ha mejorado "significativamente" el canon con mejoras, mientras que de los tres colegios que han entrado en licitación, solo el Arco Iris "ofertaba productos ecológicos".

La delegada también se ha referido al funcionamiento de la empresa a la que se ha propuesto como adjudicataria del servicio, que ya ha trabajado en otros centros de la provincia a través de servicio de cátering -línea fría- y en otros colegios de Málaga con cocina propia. "La información que nos trasladan es que están contentos con el servicio", ha afirmado. En cualquier caso, ha avanzado que la agencia pública de contratación supervisará que se cumpla con el servicio pactado y la calidad de los menús.

La responsable provincial de Educación ha señalado que el Gobierno andaluz está "obligado" a cumplir el procedimiento administrativo una vez que los tres centros optaron por entrar en un proceso de concurrencia competitiva al no poder o declinar una ampliación de crédito para mantener el servicio, algo que sí ha ocurrido en otros cuatro centros como el Santa Isabel, La Chanca, Europa y El Goya. "Los cuatro colegios han aceptado las prórrogas de sus contratos y serán las mismas condiciones", ha dicho la delegada.

Consulta aquí más noticias de Almería.