"Perfectamente prescindible". Así ha calificado el secretario general socialista, Pedro Sánchez, el encuentro de media hora que ha mantenido este lunes con el presidente del PP, Mariano Rajoy, que lo había convocado en el Congreso para exponerle el acuerdo de investidura al que ha llegado con Ciudadanos.

Rajoy, que se someterá esta semana a la investidura sin tener los votos necesarios pese al apoyo de los 32 diputados de C's y el de CC, pretendía convencer al líder socialista de que el PSOE permita, aunque sea con su abstención en segunda votación, ser investido presidente, a lo que Sánchez se ha negado rotundamente.

La responsabilidad de que Rajoy pierda la investidura es exclusivamente del señor Rajoy A juicio de Sánchez, la intención del presidente del PP "no es ofrecer nada al PSOE", sino "escenificar que, en su opinión, la responsabilidad de que no sea investido presidente el del PSOE", algo que ha negado. "La responsabilidad de que Rajoy pierda la investidura es exclusivamente del señor Rajoy, que ha sido incapaz de articular la mayoría necesaria" en el Congreso.

Sánchez ha tachado de "conservador y continuista" el acuerdo alcanzado entre PP y C's, y ha dejado claro que el PSOE mantendrá el 'no' a la investidura. "Si queríamos más razones, las hemos encontrado en un acuerdo de gobierno que no rectifica los elementos nucleares de las leyes impuestas por el PP con mayoría absoluta: reforma laboral, reforma educativa o de cómo posterga la reforma constitucional que necesita abrir el país", ha dicho. "No es nuestro acuerdo; es un acuerdo que perpetúa la pobreza, la desigualdad y la falta de oportunidadesy que no resuelva la exigencia de regeneración democrática", ha dicho tars la reunión.

El pacto del PP con Ciudadanos y con Coalición Canaria no es suficiente para que Rajoy salga elegido como jefe del Ejecutivo en el debate de investidura que dará comienzo este martes. Rajoy ha logrado sumar 170 escaños favorables, pero aún le faltarían seis más con voto afirmativo u once abstenciones para poder ser investido en la segunda votación que tendrá lugar el viernes. En esa votación, el candidato tiene que tener más votos afirmativos que negativos.

¿Comité federal?

Por otro lado, Sánchez, ha señalado que "lógicamente" convocará el comité federal de su partido "cuando haya hechos nuevos" que "puedan alterar la posición del PSOE", que en estos momentos se mantiene en el "no" a la investidura de Mariano Rajoy. No obstante, no ha aclaro no obstante cuáles serían esos hechos nuevos que podrían hacer que el PSOE cambiase de posición.

Sánchez, que ha respondido con un rotundo "sí" a la pregunta de si su posición es la de la mayoría del PSOE, ha puesto en valor que en su partido se hayan celebrado más ejecutivas y comités que en ningún otro, y todas las decisiones que se han tomado han sido colegiadas. Ha subrayado así que su partido, hasta en momentos muy críticos, ha sido "capaz" de tener "debate interno y democracia" para tomar sus decisiones.