Exteriores confirma la muerte de una española en el terremoto del centro de Italia

Foto del perfil de Facebook de Ana Huete
Foto del perfil de Facebook de Ana Huete
Facebook
Ana Huete, una joven de 27 años cuya familia reside en Vi­znar, en Granada, es la ví­ctima mortal española en el devastador terremoto de magnitud 6 en la escala de Richter que asola en la madrugada del miércoles parte del centro de Italia.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha confirmado la muerte de una española a causa del terremoto registrado en el centro de Italia. Fuentes diplomáticas aseguran que se trata de Ana Huete, originaria de Granada y nacida en 1989.

La joven es la única ciudadana española de cuyo fallecimiento en el seísmo se tiene noticia.

La mujer, según avanzaron este miércoles fuentes de la Cruz Roja italiana, falleció en la localidad de Illica, donde estaba de vacaciones con su pareja, un joven italiano con el que se acabada de casar.

En el momento del temblor, Ana se encontraba en la parte de abajo de una vivienda junto a otras mujeres, mientras que los hombres que las acompañaban estaban en una planta superior.

El matrimonio había fijado su residencia en Granada capital, donde regentan una pizzería, según han informado fuentes cercanas a la familia.

La familia del chico, que resultó herido, confirmó la identidad de la fallecida y, aunque este jueves no existía todavía un documento oficial italiano que certificase la muerte, el consulado de España en Roma precisó que se había comunicado oficialmente el deceso a Exteriores.

Nicolás Espigares, tío de Ana, informó a los periodistas de que la embajada española les había recomendado esperar un día antes de trasladarse a la zona afectada. Finalmente los padres de la joven han volado este viernes a Roma.

Gastos de la repatriación

La familia de la joven, que reside en la localidad granadina de Víznar, va a iniciar los trámites de repatriación del cuerpo hasta Granada, repatriación que según asegura la Cadena Ser, Exteriores no va a pagar.

La emisora informa de que el tío de Ana ha expresado cierto malestar por este hecho. El ministerio facilitará el proceso burocrático, pero no costeará un traslado que puede ascender a los 6.000 euros.

De hecho, familiares y amigos ya han lanzado una petición en Change.org para que el Gobierno asuma estos gastos.

En un comunicado enviado a 20minutos, el ministerio aclara que según la ley (art. 5, punto 5 de la Orden Ministerial AEX  1059/2002) las ayudas para inhumación o incineración se conceden  "cuando los mismos no puedan ser asumidos por sus familiares ni ninguna otra persona o entidad" y especifica que "en ningún caso se autorizarán ayudas para el traslado del cadáver a España o a un tercer país".

Desde el ministerio recomiendan "suscribir previamente un seguro de viaje que cubra este tipo de contingencias" y aseguran ser conscientes "de lo complejo y costoso que resulta realizar este tipo de trámites".

En el mismo documento, indican: "Ante el fallecimiento de un nacional español en el extranjero, las Embajadas y Consulados de España ofrecen a los familiares y allegados el apoyo y la asistencia consular que puedan precisar y que abarca desde la inscripción del fallecimiento en el Registro Civil Consular, a la ayuda en la tramitación de la documentación necesaria y a otras gestiones necesarias ante las autoridades locales".

Podría tardar una semana

Los familiares permanecerán en Italia el tiempo que sea necesario y ha detallado que un seguro de defunción que tienen contratado asumirá los gastos de este trámite. La repatriación del cadáver es una gestión que puede producirse en el plazo de una semana.

Antes de que el cuerpo de la joven pueda ser trasladado a Granada, las autoridades italianas deben formalizar el certificado de defunción y tramitar la documentación pertinente para repatriar a la víctima.

Joaquín Caballero, el alcalde de Víznar, ha explicado que el Ayuntamiento mantendrá hasta el domingo los días de luto oficial que decretó este jueves para mostrar su la solidaridad y dolor.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento