Los hermanos Bécquer desnudaron a los Borbones mucho antes que 'El Jueves'

  • Los hermanos Bécquer publicaron en el siglo XIX un libro con ilustraciones pornográfico-satíricas de la corte borbónica.
  • El libro está compuesto por 89 acuarelas en las que la reina Isabel II participa en orgías y el rey es sodomizado.
  • El clero también aparece reflejado en estas particulares 'viñetas'.
  • FOTOGALERÍA: Las viñetas de los Bécquer (Las imágenes reproducidas pueden herir la sensibilidad del lector).
Una de las ilustraciones del libro hecho en el siglo XIX por los hermanos Bécquer.
Una de las ilustraciones del libro hecho en el siglo XIX por los hermanos Bécquer.

La polvareda levantada por El Jueves tras la publicación de una caricatura en la que los Príncipes de Asturias practicaban sexo es relativamente nueva; sin embargo, Isabel II, la tatarabuela del actual monarca, ya sufrió en sus propias carnes la ironía de las acuarelas del siglo XIX, cosidas a las manos de los hermanos Bécquer.

Los Borbones en pelota es un libro de ilustraciones creado por Gustavo Adolfo Bécquer y su hermano, Valeriano Bécquer, en el que la Corte de la época aparece caricaturizada en posiciones poco decorosas viñeta tras viñeta, hasta en 89 ocasiones.

Calificado como "Humorismo gráfico" en el catálogo de la biblioteca del Instituto Cervantes de Nueva York, la publicación ha vivido prácticamente en el ostracismo hasta que el juez Del Olmo ordenó el secuestro de El Jueves.

Los Bécquer firmaron la obra bajo el seudónimo SEM (de SEMEN) y confeccionaron una ácida crítica a la jet set de los años 1868 y 1869, recreando escenas pornográfico-satíricas: desde onanísticas a zoofílicas; todas ellas con referencia a los monarcas.

Ostensible crítica

Se alude a la presunta homosexualidad de Francisco de Asís, al que los Bécquer califican "el rey consorte, primer pajillero de la corte" (sic), y envuelven a Isabel II en orgías de lo más diversas en las que hasta el clero participa, como en la que se ve a Carlos Marfori sentado, mientras "Sor Patrocinio es requerida por González Bravo a quien reclama Francisco de Asís" y el padre Claret sodomiza al Rey.

Lejos de la sutileza con la que el Rey don Juan Carlos pretendía vender un desnudo de Letizia en El Jueves, los Bécquer afilaron los pinceles y las plumas para dejar en ridículo a Isabel II y su camarilla en una publicación que ha llegado hasta nuestros días.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento