Una jugadora de la aplicación Pokemon Go.
Una jugadora de la aplicación Pokemon Go. EUROPA PRESS

El suceso ha tenido lugar en la madrugada del pasado domingo, 21 de agosto, cuando los cuatro menores se personaron en la Guardia Civil de Caspe para comunicar que acababan de ser víctimas de un robo de sus teléfonos móviles por parte de una persona que los había amenazado con un cuchillo en una zona próxima a Torre Salamanca, en el término municipal de esta localidad zaragozana.

Al parecer los menores se encontraban en esa zona jugando a una aplicación "Pokemon Go" cuando sobre la 01.15 hora les abordó una persona con el rostro parcialmente cubierto, portando un cuchillo en la mano y tras intimidarles y amenazarles les sustrajo los teléfonos móviles. Una vez entregados los smartphones los menores huyeron del lugar atemorizados en dirección a la Guardia Civil donde solicitaron ayuda.

Igualmente informaron de que el asaltante iba acompañado de otro varón que se encontraba en los alrededores, han informado desde la Guardia Civil en una nota de prensa.

DETENIDOS

Los agentes se pusieron en contacto inmediatamente con los tutores de los menores para que acudiesen a dependencias oficiales a interponer la correspondiente denuncia, al mismo tiempo que se establecía un dispositivo para la localización de los presuntos autores de los hechos con la descripción física aportada por las víctimas.

Sobre las 03.00 de la madrugada la Guardia Civil localizó por las calles de la localidad a uno de los sospechosos, tratándose de M. H., un joven de 20 años, nacionalidad marroquí y vecino de Caspe, que se correspondía plenamente con la descripción física aportada por las víctimas y que fue detenido como presunto autor de un delito de robo con violencia e intimidación.

Tras la detención se pudo determinar la identidad del segundo sospechoso que fue localizado a las 13.50 horas del domingo día 21 en Caspe, tratándose de M.L., un joven de 22 años, nacionalidad marroquí y también vecino de la localidad. Fue detenido como colaborador necesario de un delito de robo con violencia e intimidación.

Ninguno de los dos detenidos portaba los teléfonos móviles sustraídos en el momento de las detenciones, por lo que se realizó un registro en el domicilio del presunto autor material del robo donde finalmente fueron hallados los terminales telefónicos.

Ambos detenidos han quedado a disposición judicial durante la tarde de este pasado lunes. En esta actuación han participado agentes de la Guardia Civil de Caspe, Maella y Escatrón.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.