Así lo ha indicado este martes a preguntas de los periodistas, minutos antes de que arrancase la Comisión de Transparencia, y con motivo de la presentación de los acuerdos de la Junta Local de Gobierno.

Román ha criticado que se haya "tratado de estirar algo cuando no había ningún problema detrás" y que se haya "presionado" a los funcionarios "con llamadas para tratar de condicionar su trabajo". "Creo que no es de recibo que un concejal llame a un funcionario para condicionar su trabajo", ha añadido.

Román ha señalado que algunos funcionarios "están disgustados porque consideran que se les está sometiendo a un juicio sumarísimo" y ha indicado que las entradas para los conciertos de Malú y Hombres G ya están a la venta tanto a través de Internet como en la Plaza de Toros.

No obstante, ha afirmado que la Comisión de Transparencia de este martes servirá "para demostrar que se actúa con paredes de cristal".

En otro orden de cosas y en referencia a la acusación del PSOE, según la cual se está vulnerando la ordenanza reguladora de actividades publicitarias en Guadalajara, el alcalde ha señalado que "tienen razón en parte". Ya que, si bien ha admitido que el periodo transitorio "ha vencido", ha añadido que "se está trabajando de forma progresiva para aplicar esa ordenanza".

Román ha defendido que "de un día para otro no se pueden quitar todos los carteles de Guadalajara" y ha asegurado que cualquier nuevo cartel "tendrá que cumplir con la ordenanza".