Un hombre ha tiroteado este viernes a su expareja y a su hija en las cercanías del centro comercial Aragonia de Zaragoza, en plena vía pública, y después se ha intentado quitar la vida, han confirmado fuentes de la Policía Nacional a 20minutos.

El hombre y la mujer se habrían separado hace menos de un mes, según las mismas fuentes. Por el momento, no hay ninguna persona fallecida. La mujer y la hija estaban dentro de un vehículo, saliendo de un garaje en la avenida Juan Pablo II de la capital, cuando el hombre se acercó y disparó.

Los hechos han ocurrido hacia las 11 horas de la mañana. Las fuentes policiales vinculan el episodio con un caso de violencia machista. Según Heraldo de Aragón, la hija, mayor de edad, habría resultado ilesa y sus padres estarían siendo atendidos en el hospital Clínico de Zaragoza. La mujer estaría en estado grave, mientras que su agresor está muy grave, según han informado fuentes del Gobierno de Aragón.

Europa Press apunta, por su parte, que no constaban denuncias previas ni orden de alejamiento. Una de las balas disparadas por el agresor habría impactado en un balcón de un edificio cercano, según la misma agencia.

El Centro Comercial Aragonia se ha puesto a disposición del Cuerpo Nacional de Policía para colaborar en el esclarecimiento de lo ocurrido.

Segundo caso en una semana

Se trata del segundo caso similar en una semana. El pasado viernes, una mujer de 33 años fue tiroteada por su expareja en la calle Molinos de Viento de Jerez de la Frontera (Cádiz). En la misma agresión resultó herida también su madre, de 64 años, que murió tres días después.

La mujer permanece estable dentro de la gravedad en el hospital. Las dos mujeres, madre e hija, naturales de Algar y que llevaban viviendo en la ciudad jerezana desde hacía aproximadamente un año, fueron tiroteadas con una escopeta de caza. Posteriormente, el agresor se disparó en la cabeza, quitándose la vida. 

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.