Urtaran (PNV) afirma que la "tacha" del 'caso San Antonio' inhabilita a Maroto y Alonso (PP) para el liderazgo político

  • VITORIA, 9 (EUROPA PRESS)
Gorka Urtaran
Gorka Urtaran
EUROPA PRESS

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran (PNV), ha asegurado que la condena del Tribunal de Cuentas del Estado contra el vicesecretario de Acción Sectorial del PP, Javier Maroto, y el candidato 'popular' a lehendakari, Alfonso Alonso, por su pasada gestión al frente del Ayuntamiento de la capital alavesa, es una "tacha" que debería inhabilitar a ambos para permanecer en la "primera línea" política.

Urtaran, en una entrevista concedida a Europa Press, ha respondido a las críticas de Alonso y Maroto, alcaldes de Vitoria durante tres legislaturas, al actual Gobierno municipal formado por el PNV y el PSE-EE.

El alcalde de la capital alavesa ha afirmado que las declaraciones

de ambos dirigentes y de otros miembros del Partido Popular sobre un supuesto gobierno "en la sombra" liderado por EH Bildu no son más que "un latiguillo que usa el PP en un intento desesperado de criticar el Gobierno del PNV y el PSE en Vitoria".

Urtaran, que ha recordado que 'jeltzales' y socialistas también gobiernan en coalición en los ayuntamientos de Bilbao y San Sebastián, así como en las tres diputaciones vascas, ha asegurado que la relación con los concejales del PSE es "exquisita".

El alcalde, además, ha defendido la necesidad de que tanto Maroto como Alonso expliquen "cuál es la razón" por la que, durante su etapa en el Gobierno municipal de Vitoria,

firmaron el conocido como 'contrato de San Antonio', un alquiler municipal suscrito con un empresario a un precio considerado muy superior al de mercado, por el que han sido condenados por el Tribunal de Cuentas del Estado.

El Tribunal de Cuentas ha condenado A Alonso y a Maroto, así como al resto del equipo del Gobierno del Ayuntamiento de Vitoria en 2007, por causar un perjuicio económico de 393.000 euros a las arcas públicas, al firmar un contrato público para el alquiler de unas oficinas con un empresario a un precio considerado muy superior al de mercado.

"NEGLIGENCIA GRAVE"

La sentencia, que se encuentra recurrida, condena a ambos dirigentes por "negligencia grave" y por su "responsabilidad contable" por firmar este contrato en 2007 con el empresario Gonzalo Antón. El Tribunal de Cuentas condena a ambos, así como al resto de concejales del PP en la época en la que se suscribió el alquiler, a pagar conjuntamente casi 400.000 euros por el quebranto económico causado a las arcas públicas con aquel contrato.

Urtaran ha defendido la necesidad de que Alonso, que era alcalde en el momento de la firma, y Maroto, que tenía el cargo de concejal de Hacienda, expliquen los motivos que les llevaron a suscribir un contrato "que perjudicaba claramente los intereses de Vitoria".

"Está claro que estas personas están incapacitadas para defender el interés general de Vitoria. No lo digo yo, lo dice el propio Tribunal de Cuentas del Estado", ha manifestado el alcalde, quien ha recordado que la sentencia atribuye a Maroto y Alonso una "negligencia grave" en la gestión del contrato para el alquiler de unas oficinas municipales en la calle San Antonio de Vitoria.

Urtaran ha manifestado que ambos dirigentes del PP "fueron absolutamente negligentes en la gestión pública", por lo que "no son las personas más capacitadas para defender el interés general, ya sea en Vitoria, en Euskadi o en el Estado".

A su juicio, en este asunto habría que actual "como se ha hecho con la delegación rusa en los Juegos Olímpicos". Urtaran se ha referido así a la prohibición de participar en las Olimpiadas impuesta a numerosos deportistas rusos, una decisión adoptada en respuesta a la trama generalizada de dopaje descubierta en ese país.

"FAVORITISMO A UN PARTICULAR"

"En política habría que exigir a todos los partidos, incluido el mío, que todas aquellas personas que tienen una tacha por no haber defendido el interés general, por negligencia grave, como es este caso; o por casos de corrupción o de favoritismo a un particular frente al interés general, no estuvieran en la primera línea de la política. El señor Maroto y el señor Alonso tienen una tacha; no es que lo diga yo, lo dice el Tribunal de Cuentas", ha afirmado.

El alcalde también ha reprochado a Maroto, su antecesor inmediato en el cargo, el "agujero económico de 68 millones de euros" dejado en las arcas municipales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento