La exposición se puede ver hasta el 20 de noviembre
La exposición se puede ver hasta el 20 de noviembre GOBIERMO DE ARAGÓN

Para el director general de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón, Nacho Escuín, esta exposición ha pretendido ser un recuerdo a la figura de Ramón Acín y a su obra, vinculada estrechamente a la que realizó su hija, en un día significativo en el que se cumplen 80 años de su fallecimiento. "Ésta no deja de ser una llamada a los grandes iconos de la cultura en Aragón y al proyecto de Ley de Memoria democrática, uno de los compromisos de este gobierno".

Ramón Acín Aquilé (Huesca 1888-1936), artista y anarcosindicalista en el fructífero periodo de entreguerras del pasado siglo, sirve de ejemplo del arte de vanguardias vivido en la periferia, más allá de centros como París, Madrid o Barcelona. Su quehacer se mueve entre dos polos: estetizar la vida a través del arte, embellecerla; o cambiar/revolucionar la vida para que el arte tenga cabida y pueda celebrarse. En ocasiones ambos vectores corren simultáneos y, en otras, se mostrarán alternativos.

Su hija Katia (1923-2004), por su parte, tras gozar la infancia y primera adolescencia en un hogar pleno de estímulos, el fusilamiento de sus progenitores en agosto de 1936 le ocasionará una abrupta y traumática ruptura. Un dilatado paréntesis, dedicado al mundo privado y familiar, así como a la tarea docente en la enseñanza secundaria, estalla tras su jubilación cuando acomete de manera urgente la labor de dar forma a todas las emociones y a todo el duelo reprimido durante el franquismo.

El hilo conductor del proyecto que se ha presentado, organizado por el Gobierno de Aragón y la Fundación Ramón y Katia Acín, es la relación entre Belleza y Violencia, la primera como bálsamo, sublimación, lucha o alternativa de la segunda. La muestra ha contado con la colaboración del Museo de Huesca, el Museo Pedagógico de Aragón, la Filmoteca Española, y la Biblioteca Pública Arús; y el apoyo de la Diputación Provincial de Huesca, el Archivo Histórico Provincial de Huesca y el Museo de Zaragoza.

La exposición se articula en cuatro espacios: 'Negra noche', 'La estética de una víctima', 'La luz' y 'La revolución social y pedagógica'.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.