Justo dos semanas después del lanzamiento oficial de Pokémon GO en España, la aplicación de moda que está causando auténtico furor a lo largo y ancho del planeta congregó este jueves a más de 3.000 personas en la céntrica Puerta del Sol de Madrid.

El objetivo: batir el récord Guinness de asistentes en la primera gran quedada mundial de Pokémon, que reunió en Sídney a 2.000 jugadores.

Según explicaron los propios organizadores del evento a este periódico, su intención era llamar la atención de Niantic, compañía desarrolladora del juego, para que sea Madrid la primera ciudad del mundo en la que se puedan cazar los ansiados pokemons legendarios –los más poderosos del juego, aún sin localización–.

Niantic desveló hace unos días que los deseados pokemons legendarios podrían ser capturados únicamente a través de eventos específicos que ellos mismos organizarían en diferentes países. Pues, bien, el objetivo de la quedada era demostrar el amplio número de fans que tiene la aplicación en la capital española para que los creadores decidan así llevar a cabo el primero de sus eventos en España.

Y más de 3.000 cazadores de pokemons desafiaron el asfixiante calor para llenar la emblemática plaza madrileña a partir de las siete de la tarde. Previamente convocada en el Parque del Retiro –zona de referencia para los cazadores pokemons en Madrid–, los organizadores del evento decidieron horas antes del mismo cambiar el lugar de reunión por motivos medioambientales debido a la gran aglomeración de personas que se esperaba que acudieran a la cita. Pese al cambio de localización, los cazadores de pokemons no falatron al evento.

Usuarios de todas las edades

La Puerta del Sol se vistió de fiesta para celebrar la fiebre de una moda que no tiene pinta de que vaya a ser pasajera. Personas de todas las edades, desde los más pequeños hasta los más adultos, quisieron pasarse por esta pokequedada promovida a través de las redes sociales. Gente disfrazada para la ocasión, turistas sorprendidos ante tanta aglomeración de personas y ganas de hacer amigos en una tarde poco usual en el centro de Madrid.

Aunque los pokemons son criaturas que fueron creadas en 1994 por el japonés Satoshi Tajiri para un videojuego, posteriormente saltaron a juegos de mesa y series de televisión. Décadas más tarde se han colado en las pantallas de nuestros dispositivos móviles para hacer que nos recorramos la ciudad buscando no solo a estos seres, sino también las ansiadas pokeparadas, esos lugares, como la estación de metro de Sol, donde conseguir pokeballs (objetos para capturarlos), incienso para atraerlos o incubadores para criarlos cuando son pequeños.

Jorge. Maestro de Primaria, 26 años
Acudió a la gran quedada de Pokémon GO en busca de las nuevas y ansiadas criaturas que solo se encuentran en una cita así. Su mayor captura, un aerodáctil, lo consiguió visitando un centro comercial a las 02.00 h de la mañana.

Vicky. Estudiante, 19 años
Confiesa ser aficionada amateur a Pokémon Go, en el cual se ha iniciado recientemente. Mayor es su afición por el manga y el cosplay (disfraces). Acudió a la cita completamente equipada y disfrazada de entrenadora pokemon.
 
Saúl. Dependiente, 40 años
Junto a su esposa, confiesa haberse enganchado al juego mientras veraneaba en Comillas (Cantabria). Compiten junto a su hijo en la búsqueda de pokemons. Lo único que esperan es que la factura telefónica del hogar sea benévola a final de mes.