Una cámara submarina hiperbárica se ha sumado a las labores de búsqueda del buceador desaparecido el pasado lunes cuando practicaba pesca deportiva en aguas del cabo Tres Forcas, cerca de Melilla.

La zona es especialmente peligrosa por su profundidad, naturaleza escarpada y fuerza de las corrientes.

Según informó la Guardia Civil, además de la cámara, que permitirá inmersiones más prolongadas y profundas, hasta la ciudad autónoma
se han desplazado también otros seis buzos especialistas, que se han incorporado a las tareas para encontrar al desaparecido, un comandante médico destinado en Cartagena (Murcia).

En total, son unas veinte personas, entre agentes del instituto armado y de la Comandancia General, los que buscan de forma permanente al submarinista desaparecido.

Según informó Capitanía Marítima, la zona marroquí donde practicaba pesca deportiva el comandante sanitario y otros compañeros es "especialmente peligrosa por su profundidad, naturaleza escarpada y fuerza de las corrientes".

Según manifestaron los compañeros del desaparecido, éste no conocía la zona, buceaba sólo, sin boya de localización, sin cinturón de lastre y con un motor auxiliar comúnmente llamado torpedo.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE MELILLA.