La CE inicia la sanción a España por no tomar medidas eficaces contra el déficit pero sugiere que podría "anular" la multa

  • Los ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin) deberán ahora respaldar el 12 de julio por mayoría cualificada el dictamen de la Comisión.
  • España tendría después 10 días para presentar alegaciones con el fin de evitar una sanción que podría ser del 0,2% del PIB (unos 2.000 millones).
  • La Comisión ve "poco probable" que España cumpla su meta de déficit en 2016 y asegura que propondrá más adelante la nueva senda de ajuste.
  • La CE podría recomendar al Consejo que rebaja  la multa o incluso la anule por la situación de la economía o por las "alegaciones" presentadas.
Dombrovskis (centro) y Moscovici (izq) durante la rueda de prensa sobre el estado de las cuentas de España y Portugal
Dombrovskis (centro) y Moscovici (izq) durante la rueda de prensa sobre el estado de las cuentas de España y Portugal
CE

La Comisión Europea (CE) ha dictaminado este jueves que España y Portugal "no han tomado medidas eficaces" para reducir su exceso de déficit, con lo que abre así un procedimiento sancionador para ambos países por incumplimiento del Plan de Estabilidad y Crecimiento, tal y como establece el art.126 del Tratado de la Unión Europea.

Se trata de la primera vez en la historia de la UE que se inicia una sanción de este tipo, pese a que en el pasado otros países como Alemania o Francia también incumplieron sus objetivos presupuestarios. "España y Portugal han avanzado mucho desde el inicio de la crisis, gracias a grandes ajustes presupuestarios y a importantes reformas, pero se han desviado últimamente de la senda de corrección de sus déficits excesivos y no han alcanzado los objetivos fijados por el Consejo", ha asegurado Valdis Dombrovskis, vicepresidente de la Comisión.

"Las normas son complejas, pero la Comisión y el Consejo deben aplicarlas con inteligencia", ha añadido Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos, en la rueda de prensa en la que se ha presentado el proceso de sanción contra ambos países.

España —el segundo país con más déficit de la UE, detrás de Grecia— cerró al año pasado con un desfase presupuestario del 5%, ocho décimas más que el objetivo (4,2%) marcado por la Comisión. "Por varios motivos, los beneficios que para España han supuesto el crecimiento de su economía y los bajos tipos de interés han sido insuficientes para reducir su déficit y su deuda", ha explicado Dombrovskis.

La Comisión ya explicó en marzo que el Gobierno había aflojado en sus esfuerzos de consolidación fiscal en un año marcado por las citas electorales. Y citó expresamente el adelanto de la rebaja fiscal del IRPF prevista para 2016 y el descontrol del gasto autonómico.

La multa podría quedarse en un 'tirón de orejas'

Los ministros de Economía y Finanzas de la UE (el llamado Ecofin) han incluído el asunto en la agenda de su próxima reunión, el martes 12 de julio. Si respaldasen por mayoría cualificada el dictamen de la Comisión, España tendría 10 días para presentar alegaciones y la Comisión dispondría de 20 para recomendar al Consejo qué tipo de multa debería imponerse al España. Esta propuesta de multa, junto a la nueva senda de corrección del déficit excesivo, podrían realizarse el 27 de junio.

La sanción podría ascender al 0,2% del PIB (más de 2.000 millones de euros) además de la suspensión parcial para 2017 de los fondos estructurales y de inversión europeos (Fondos EI) que le corresponden a España. Pero la Comisión podría recomendar al Consejo que rebaja el importe de la multa o incluso la anule "en caso de circunstancias económicas excepcionales o previa solicitud motivada" en las alegaciones españolas.

De este modo, el procedimiento sancionador se quedaría en un simple 'tirón de orejas'. "Pero hoy no es un día para hablar de multas", ha dicho sin embargo Moscovici, que recuerda que esa decisión se tomará "en las próximas semanas junto a la propuesta de nueva senda de ajuste presupuestario.

Ven "poco probable" que España cumpla el objetivo de 2016

España alegará durante el proceso sancionador que el déficit se ha rebajado cuatro puntos en la última legislatura y que ha sido junto a Grecia e Irlanda uno de los tres países que más ha recortado su agujero fiscal durante la crisis. Además señalará que la inflación negativa en la eurozona —una responsabilidad que estima compartida con las instituciones europeas— ha complicado una reducción más acelerada del desvío presupuestario.

El Gobierno español ha reiterado en las últimas semanas que "no habrá multa" y confía en que, pese a iniciarse un proceso de sanción, no desemboque en una sanción monetaria que dificultaría aún más cumplir los nuevos objetivos de déficit que el Gobierno eleva en 2016 al 3,6% y al 2,9% el siguiente.

La Comisión había exigido a España cerrar este año en el 2,8%, pero en mayo aceptó aplazar un año el cumplimiento del límite del 3% del Plan de Estabilidad y Crecimiento. Eso sí, siempre que efectúe un recorte de 8.100 millones entre 2016 y 2017. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, envió un mayo una carta al presidente de la CE, Jean Claude-Juncker, en la que se comprometía a llevar a cabo las "medidas necesarias" para cumplir los objetivos de déficit.

Pero este jueves la Comisión asegura que es "poco probable" pensar que España "logre una corrección oportuna y duradera de su déficit excesivo en 2016", dado el incumplimiento que ya se produjo en los objetivos intermedios de déficit en 2014 y 2015.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento