Anciano. Pensiones
Gran parte de las denuncias por hurto proceden de ancianos. PEXELS

La llegada del frío, en las cifras demográficas, se ha adelantado. Los expertos esperaban que en 2017 hubiera más muertes que nacimientos en España, sin embargo factores como la dilatada crisis y el éxodo migratorio han adelantado este negro escenario demográfico, según refleja el ‘Movimiento Natural de la Población de 2015’, publicado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por primera vez  desde que se tiene constancia -1941- ha habido un saldo vegetativo negativo al registrarse 3.167 más defunciones que nacimientos. Para el catedrático en sociología  Alfonso de Esteban, estos "datos demográficamente malos" eran previsibles. Lo habíamos advertido".  

De acuerdo al informe del INE, el pasado año los nacimientos se redujeron un 2% mientras que las muertes aumentaron un 6,7%. Estas cifras acentúan una pirámide poblacional  más invertida, donde la cúspide está formada por una población que envejece progresivamente y que se sostiene en una base lánguida por la disminución de los nacimientos -en 2015 hubo 419.109 alumbramientos (8.486 menos que en 2014)-.

De Esteban apunta a varias causas. La primera de todas es la crisis económica, "que casi diez años después de sus inicios", sigue teniendo consecuencias a largo plazo. "Nadie pensaba que iba a ser un ciclo tan largo como el que estamos teniendo. Hay una población que ha tenido menos hijos porque no tiene recursos y ha disminuido la tasa de natalidad".

El escenario actualpuede comprometer al futuro del país, el mercado laboral, la productividad o el sistema de pensiones y prestaciones, ya que no es sostenible una economía con más gente inactiva que activa.

Otro de los factores que señala el experto en demografía es el saldo negativo migratorio que viene dado por el aumento de la emigración española  frente al retorno de la población extranjera a sus países.

Menos esperanza de vida

Llamativo resulta la disminución de la esperanza de vida al nacimiento, que bajó tímidamente en 0,2 años respecto al 2014 y se situó en 82,7 años de media. Si en 2015 tienes 65 años te quedarán 18,8 años de vida si eres hombre y 22,7 si eres mujer.

Es la primera vez, al menos desde 2005, que baja la esperanza de vida de los dos sexos (79,9 los hombres y 85,4 las mujeres).  Sin embargo, según  Alfonso De Esteban, aún es pronto para sacar grandes análisis sobre la esperanza de vida, pero sí pueden influir factores «los malos hábitos alimenticios de la población más anciana con pocos recursos», a los que ha afectado mayormente la crisis. "Al perder recursos se puede perder esperanza de vida".

También aumenta la tasa de mortalidad por mil habitantes (del 8,5 al 9,1), la más elevada desde 2003.

Aumentaron las muertes en todas las regiones (excepto en Ceuta) con la Comunidad de Madrid, Andalucía y Castilla-La Mancha a la cabeza con alzas del 8,6 %; 8,5 % y 8,2 %, respectivamente.

Y bajan los nacimientos

Hay más datos negativos, sobre todo en los que respecto a natalidad. El número de nacimientos es el menor desde 2002. Desde 2008, cuando nacieron 519.779 niños y se logró el máximo en 30 años, la caída alcanzó el 19,4 %.

Contribuye este dato a que la edad de las mujeres a la que tienen su primer hijo continúa en aumento, y a su vez se reduce el número de mujeres en edad fértil que tienen hijos. Esta disminución explica el aumento de una décima en el número de hijos por mujer hasta los 1,33 (1,28 hijos por española y 1,65 por extranjera).

De Esteban, no obstante, cree que  esta tendencia negativa a nivel general en demografía puede ser reversible, siempre que el leve crecimiento económico de los dos últimos años continúe y se apliquen con urgencia políticas sociales, así como las que generen empleo y riqueza.

Pero aumentan los matrimonios

Como dato positivo, está el aumento de la nupcialidad: 166.248 parejas decidieron casarse en 2015, un 2,3 % más que las que lo hicieron en 2014, lo que indica que se producen 3,5 matrimonios por cada mil habitantes.Y la edad a la que se casan sigue aumentando y se sitúa en 37,3 años para ellos y 34,4 para ellas.

En el caso de los matrimonios entre personas heterosexuales, el 15,8 % de los casos uno de ellos era extranjero, mientras que un 2,2 % de los enlaces correspondieron a parejas homosexuales (3.677).

4 preguntas a... Alfonso de Esteban

1. ¿Cuáles son las causas de este escenario demográfico?
La crisis económica es uno de los principales motivos  que reflejan esta situación, una población que ha tenido menos hijos porque no tiene recursos. Suele haber una correlación entre crecimiento económico y de natalidad.


2. ¿Era previsible?
Los demógrafos ya sabíamos que iba a ocurrir. La crisis económica no es de ahora, va a hacer ya casi diez años.


3. ¿Sonsignos de alarma? Es una situación preocupante. Estamos perdiendo habitantes. La pirámide de población empieza a ser más ancha por la cúspide que por la base y se necesita población activa para mantener el sistema de pensiones.


4. ¿Se puede cambiar esta tendencia negativa?
Para que haya cambio el próximo gobierno debe aplicar políticas demográficas importantes: fomentar la natalidad a través de ayudas  fiscales, de vivienda, a mujeres... unido a la generación de empleo y riqueza.