Un usuario de la aplicación Snapchat logró captar un vídeo durante el tiroteo de Orlando, en el que un hombre acabó con la vida de decenas de personas y heridos en un club gay.

En las imágenes se ven las sirenas de los coches de policía apostados junto al local, mientras se oyen constantes disparos, hasta 24 en un intervalo de apenas 9 segundos.

Mientras, el autor de las imágenes acierta a decir "Dios mío, están disparando a la gente". También se escuchan, de fondo, los gritos de una mujer.

El incidente tuvo lugar en un local llamado Pulse, un conocido club gay de Orlando, Florida, a las 2 de la madrugada (hora local, a las 8.00 hora peninsular europea). En ese momento se celebraba una fiesta latina.