Asturias será la segunda región, tras Cataluña, en hacer pruebas rápidas para la detección del virus del sida desde finales de mes. Con apenas unas gotas de sangre obtenidas mediante un pinchazo en la yema del dedo se pueden obtener los resultados en tan sólo media hora, frente a los siete u ocho días de las analíticas convencionales. Las pruebas rápidas se harán en los centros de planificación familiar de Oviedo, Gijón, Avilés, Mieres y Langreo. Para este análisis es necesario dejar pasar dos meses desde la última práctica de riesgo. Los positivos no son concluyentes, requieren un contraanálisis.