Madeleine (centro) y sus padres, Gerry y Kate
Madeleine (centro) y sus padres, Gerry y Kate. (AGENCIAS)
Las pruebas forenses que han llevado a los padres de Madeleine a ser considerados sospechosos de la desaparición de su hija no prueban que la niña esté muerta, informa el diario británico The Times con datos de la prensa portuguesa.

Un detective implicado en la investigación del caso afirma, según un diario luso, que aunque la Policía tiene muchas pruebas circunstanciales, no se puede probar qué le ocurrió realmente a Madeleine, la niña británica de cuatro años desaparecida en el Algarve portugués el pasado 3 de mayo.

La Policía lusa está a la espera de las decisiones judiciales
El portavoz policial en el caso, Olegario Sousa, no confirma oficialmente las revelaciones de la prensa, a la vez que afirma que se está a la espera de decisiones judiciales y de la llegada de nuevos análisis del Reino Unido. "La investigación está ahora en manos de la Procuraduría y nosotros estamos a la espera de que adopte las próximas acciones" subrayó Sousa.

Según explica The Times, la Policía Judicial lusa ha sido incapaz de esclarecer qué sucedió entre las 18.00 del 3 de mayo, cuando los padres dejaron acostada a su hija en el apartamento que habían alquilado en el Algarve; y las 22.00, momento en el que según dijo la madre de la pequeña, se encontró la cama vacía.

En ese sentido, la Policía lusa quiere entrevistar de nuevo a los amigos británicos que acompañaron a los McCann en sus vacaciones Portugal. Según publica dicho diario, se cree que ya se encuentra en Reino Unido un equipo de investigadores con tal fin.