El hospital de Basurto ha instalado un tamógrafo axial computerizado (TAC), un aparato que permite realizar diagnósticos remotos desde el hospital, a pacientes que se encuentren fuera del centro. La inversión para esta máquina ha sido de medio millón de euros y sustituirá al actual escáner del centro. También permite reducir las dosis de radiación.