El municipio de Molina de Segura cuenta con un nuevo parque familiar de ocio, "Los Juncos", adaptado a personas con discapacidad, que fue inaugurado hoy por el alcalde de Molina de Segura, Eduardo Contreras, con motivo del I Psicofestival de la Región de Murcia, al que asistieron más de 300 personas.

Este parque, una de las actuaciones contempladas dentro del proyecto "Ibn Arabi" de inserción psicosocial, se ha construido en un solar de 50.000 metros cuadrados donde antes se levantaba la escombrera municipal, junto a la carretera del Chorrico.

Los terrenos, una vez regenerados, fueron cedidos por el ayuntamiento de Molina de Segura a la Asociación Murciana de Rehabilitación Psicosocial para el desarrollo de un proyecto de reinserción sociolaboral con enfermos mentales y drogodependientes, que ha culminado con la apertura de este parque, en el que ya trabajan catorce de las personas que han recibido formación en el proyecto.

El presidente de la Asociación Murciana de Rehabilitación Psicosocial, Luis Pelegrín, dijo que en el tiempo que lleva funcionando el proyecto, desde marzo de 2005, han pasado por él 228 enfermos mentales que han recibido formación laboral para poder incorporarse al mercado de trabajo.

Pelegrín señaló que además de las personas contratadas en las dos empresas que se han constituido al amparo del proyecto, y las que se contratarán en un futuro próximo, hay otras 65 que están recibiendo formación en las diferentes áreas laborales del parque.

El proyecto ha sido cofinanciado por el Fondo Social Europeo, con un millón de euros, y por el Servicio Murciano de Salud, con 800.000 euros, y ha contado con la colaboración de entidades como la Fundación "La Caixa", la Obra Social de Caja Mediterráneo (CAM), la Fundación "Barclays" o la Caja Rural Central. Luis Pelegrín, Presidente de la Asociación Murciana de Rehabilitación Psicosocial.

El parque "Los Juncos" cuenta con una escuela de fútbol en un campo de hierba natural, pistas de pádel, la mayor ludoteca infantil de la Región con un pabellón de 1.000 metros cuadrados, un rocódromo de ocho metros de altura, una tirolina de cuarenta metros y una pista americana de bolas, así como espacio al aire libre para juegos y deporte de aventura.

La mayoría de estos espacios están adaptados a personas con discapacidad, con vestuarios para personas con movilidad reducida, y personal dedicado a organizar el ocio de estas personas.

El parque permanecerá abierto para las familias y para los colegios, y ofrecerá a lo largo de los próximo días actividades dentro del programa de las fiestas patronales de Molina de Segura.