BBK ha adquirido parcelas en la península de Zorrozaurre, en Bilbao, por 24 millones de euros, para la construcción de su nueva sede social, que albergará 25.000 metros cuadrados de oficinas. El edificio, que comenzará a edificarse en el año 2009 y estará operativo a finales de 2013, contará con una inversión total de 80 millones.

El proyecto fue presentado en la mañana de hoy miércoles en un rueda de prensa en Bilbao por el presidente de la BBK, Xabier de Irala, el consejero de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno vasco, Javier Madrazo, y el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna.  

El edificio, que albergará 25.000 metros cuadrados de oficinas construidos, estará ubicado al comienzo de la península, en el noreste de la futura isla, en la zona más cercana al Sagrado Corazón y al puente Euskalduna.  

Los 24 millones de euros incluyen el suelo, las cargas urbanísticas y las cesiones obligatorias, aunque la compra se llevará a escritura pública cuando se haya aprobado el plan especial de área y el proyecto de reparcelación, a finales de 2009.  

Según explicó Irala, los terrenos se han comprado a Visesa, sociedad pública adscrita al Departamento de Vivienda y Asuntos Sociales, que es propietaria mayoritaria del suelo de Zorrozaurre.

Asimismo, anunció que "todavía no se pueden dar a conocer los pormenores del proyecto" aunque adelantó que la inversión estimada será de 80 millones de euros en total, que ya incluyen el precio de los terrenos, aproximadamente la misma inversión anual de la obra social de la Caja de ahorros.

Las obras comenzarán a partir de 2009, cuando finalice la redacción del Plan de Ordenación de Zorrozaurre y se estima que la sede pueda estar operativa en el año 2013.