Pérez Henares destaca a Alfonso VIII como "providencial contra el integrismo musulmán más atroz" en 'El Rey Pequeño'

  • El autor alcarreño Antonio Pérez Henares continúa presentando su segunda novela histórica, 'El Rey Pequeño' -Ediciones B-; obra con epicentro en Alfonso VIII, rey castellano que conquistó Cuenca en 1177 y que obtuvo su mayor éxito militar ganando en la batalla de las Navas de Tolosa en 1212.
Chani Pérez Henares
Chani Pérez Henares
EUROPA PRESS

En una entrevista con Europa Press, Pérez Henares ha descrito a Alfonso VIII como un rey "providencial" para la historia de España. "Se enfrentó al integrismo musulmán más atroz, al Daesh hecho un imperio que dominaba el Magreb y mandaba oleada tras oleada de fanáticos a combatir".

En esta novela histórica, relatada a través del personaje de ficción Pedro el Pardo -mismo hilo conductor que en su anterior novela, 'La Tierra de Alvar Fáñez'-, Pérez Henares cuenta la historia de un rey "al que los musulmanes apodaron 'El Pequeño' por heredar la Corona cuando era un niño".

Más allá de la historia de luchas fronterizas entre Castilla y los musulmanes, Pérez Henares ha querido contar "algo diferente", una historia paralela que describe como "la gran epopeya de la gente".

"Hablo de los hombres libres a los que este Rey les dio tierra en propiedad, que podían cultivar y transmitirla a sus hijos, que obtuvieron derechos y que incluso elegían a sus jueces", precisa Pérez Henares, relatando que los vecinos de Cuenca "vivían en esa época en una tierra fronteriza muy peligrosa, ya que estaban a una noche de un ataque de caballería árabe que podría matarlos y acabar con la violación y cautiverio de sus mujeres".

En esta línea, señala que aunque eran "hombres libres", tenían que tener "una mano en el arado y la otra en la lanza para defenderse".

Para Pérez Henares, "es la historia no contada de la gente de a pie. De los labradores, de los ganaderos, de los pastores que al mismo tiempo eran los guerreros de la frontera", manifiesta, poniendo en valor los derechos que consiguieron en aquella época, "los que se ganaron con la lanza y con espada".

"A Alfonso le llamaron los musulmanes El Rey Pequeño porque era un niño cuando heredó la Corona", explica el autor y periodista, quien añade que su custodia fue disputada por los Laras y los Castros, lo cual "le fue curtiendo de un carácter muy especial y particular".

Tras subrayar que no fue un rey "con una vida fácil", recuerda pasajes de su vida, como la captura de su tutor, Nuño Pérez de Vara, o la derrota en la batalla de Alarcos tras conquistar Cuenca, pese a la cual pudo reponerse y ganar poco después la importante Batalla de Las Navas de Tolosa.

Para Pérez Henares, hay una frase "que define bien" a Alfonso VIII, y no una frase precisamente del siglo XII, sino una sentencia que atribuye a los propios abuelos del escritor: "La dignidad castellana es saber que no eres más que nadie, ni menos que nadie".

NUÑO PÉREZ DE VARA, "UN MAGNÍFICO AYO DEL REY"

En el libro, Pérez Henares retrata igualmente a quien fuera tutor del rey castellano, Nuño Pérez de Vara. "Fue un magnífico ayo del rey. Se tenían mucho cariño y es lo más parecido a un padre que tuvo Alfonso. Muere en el sitio de Cuenca, cuando los musulmanes, viéndose perdidos, lanzan un ataque a la desesperada y en tromba contra la tienda de Alfonso. A él no le mataron, pero Nuño murió defendiendo a su rey".

Según se plasma en el libro, el dolor de Alfonso "fue tremendo" debido al "increíble afecto" que tenía por Nuño, tutor que consiguió "curtir el carácter" del rey. "Lo hizo un gran rey y un gran hombre", asevera.

A lo largo de las páginas de 'El Rey Pequeño' Pérez Henares retrata la relación de los reyes Alfonso VIII y Leonor con la ciudad de Cuenca, villa a la que quisieron "de una manera muy especial" ya que era la ciudad "que ellos mismos habían conquistado".

"La relación con Cuenca es continua, y no solo con la ciudad, sino también con la provincia, donde se libran batallas esenciales", expone Pérez Henares.

Para finalizar, el escritor avanza que seguirá trabajando en una tercera novela, aunque todavía no tiene claro qué época le servirá como escenario. "No sé si envejeceré y me iré unos siglos hacia delante, o si volveré a mi pasión, que es la prehistoria".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento