El arreglo de calles deja Ciudad Jardín sin árboles
Los vecinos de Ciudad Jardín se han mostrado muy descontentos con la tala de las acacias.(R. Serrano)

Se oponen a un barrio pelado de árboles, a vivir rodeados de asfalto y granito. Los vecinos de Ciudad Jardín le han plantado cara al Ayuntamiento para evitar la desaparición de la arboleda de sus calles.

El arreglo de algunas calles de la zona ha conllevado la eliminación de 64 acacias, según los residentes, una polémica actuación que se ha topado con varios frentes. Ayer, algunos vecinos se manifestaban para protestar por la «tala masiva».

«Hemos reunido cerca de ocho mil firmas y seguiremos luchando para que no acaben con el barrio», aseguraba Manuel Huertos, miembro de la asociación de vecinos de Ciudad Jardín.

Por su parte, la concejala de Infraestructuras, Rosa Candelario, asevera que los ejemplares se repondrán en otoño para «garantizar su supervivencia». Además, Candelario sostiene que nueve de los 17 árboles de la calle Infanta Doña María –una de las afectadas por la reforma del barrio– «estaban enfermos», un argumento que «desmienten dos informes» de la Universidad de Córdoba, que aconsejan la poda y el tratamiento de los árboles de la discordia, «pero no su tala», añadía Huertos.

Por su parte, el portavoz de Los Verdes, Gerardo Pedrós, se pregunta «cómo es que en esta ciudad todos los árboles tienen un certificado de enfermedad». Y añadía: «El Ayuntamiento debería escuchar a los vecinos y no achacar la tala a las molestias que las copas de los árboles causan en algunas casas».

A FAVOR O EN CONTRA

Inmaculada Morcillo.-Vecina de Ciudad Jardín

«El oxígeno es algo de primera necesidad y aquí nos están dejando sin él. Se están cargando el barrio y, en lo que a mí respecta, no lo voy a permitir. No pueden sustituir las acacias que había por cuatro naranjos mal contados».

Tomás de la Torre.-Residente de la zona

«No me parece mal que poden las acacias o que las sustituyan por naranjos, pero sí que destruyan los árboles. Además, no creo que sea necesario ensanchar las calles porque aquí no hay tanto tránsito como para eso».