46 eruditos al servicio del idioma cervantino en la Real Academia

La RAE se encuentra en el número 4 de la calle Felipe IV, Madrid.
La RAE se encuentra en el número 4 de la calle Felipe IV, Madrid.
RAE

En el interior del palaciego salón de plenos de la Real Academia Española (RAE) las cálidas luces permanecen apagadas y 46 sillas aguardan silenciosas a los académicos que las ocupan de forma vitalicia.

Solo ocho son mujeres, dos de ellas (Clara Janés, silla U, y Paz Battaner, silla S) han sido elegidas recientemente, sin embargo, todavía "no asisten al pleno ni participan en las votaciones, puesto que están pendientes de leer su discurso de ingreso a la Academia", explica un portavoz de la centenaria institución.

Sus nombres completan hoy un listado de 44 personalidades insignes (dos plazas están vacantes, pero se convocarán próximamente) encargadas de llevar a cabo semana a semana el propósito con el que nació la RAE un mes de junio de 1713: trabajar al servicio del idioma español.

De tamaña efeméride se cumplieron 300 años en 2013. Fundada en Madrid bajo el reinado de Felipe V y por iniciativa de Juan Manuel Fernández Pacheco y Zúñiga (octavo marqués de Villena), la institución se inspiró en el modelo de la Academia Francesa y, desde su creación, se marcó como objetivo esencial la elaboración de un diccionario de la lengua castellana, "el más copioso que pudiera hacerse", indica la misma fuente.

Esto se hizo realidad con la publicación del Diccionario de autoridades, editado entre 1726 y 1739. Desde entonces, la RAE se ha dedicado a preservar –mediante sus actividades, obras y publicaciones– el buen uso y la unidad de una lengua en permanente evolución, renovación y expansión.

Un importante punto de inflexión en su recorrido llegó en México en el año 1951, cuando se conformó la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), integrada en la actualidad por las 23 academias de la lengua española existentes en el mundo, y cuya sede permanente se encuentra en Madrid.

Comienza entonces a desarrollarse una política lingüística que implica la colaboración de las diferentes academias en España, América y Filipinas, con el fin de fijar la norma común sobre léxico, gramática y ortografía para los hispanohablantes.

Tras los siglos, la institución ha ido adaptando sus funciones a las exigencias y necesidades de la sociedad de su tiempo. Los estatutos vigentes (1993) establecen como objetivo "velar por que la lengua española, en su continua adaptación a las necesidades de los hablantes, no quiebre su esencial unidad".

Este compromiso se ha plasmado en la denominada política lingüística panhispánica. Además, la Academia ofrece un servicio de consultas lingüísticas gratuito a través del Departamento de "Español al día", que resuelve una media de 200 dudas diarias de hispanohablantes de todo el mundo.

La RAE se organiza en pleno y en comisiones, que se reúnen periódicamente. El pleno se ocupa de los asuntos generales relacionados con la actividad académica y la elaboración y revisión de las obras y proyectos en curso, y está integrado por todos los miembros de número.

Como entidad privada, la RAE no depende de la Administración, pero su financiación es mixta. El Estado, a través de los Presupuestos Generales, destina una aportación a la Academia, que este año ha sido de 1,6 millones de euros –una cantidad "que se ha reducido considerablemente en los últimos años", explica el portavoz–.

Si bien la mayor parte de los ingresos provienen de sus propias actividades (edición de obras académicas), así como de patrocinios y donaciones privadas. Aquí entra en juego la Fundación pro-RAE, que desde 1993 respalda las actividades de la institución.

La conforman todas las personas y entidades, públicas y privadas, que colaboran asiduamente con ella. Hay diversos tipos de benefactores: sus aportaciones, en sus distintas modalidades, son fundamentales para el desarrollo de los múltiples trabajos académicos.

El mayor reto que hoy afronta la Academia es la próxima edición del Diccionario de la lengua española, la vigesimocuarta, que será "una obra de nueva planta concebida desde el inicio como un diccionario digital, aunque pueda tener una versión en papel".

Más de 71 millones de consultas

¿Sabría el lector decir la última vez que buscó el significado de una palabra en un diccionario en papel? La 23.ª edición del Diccionario de la lengua española, publicada en 2014 y disponible gratis en línea desde octubre de 2015, con el patrocinio de la Obra Social la Caixa, recibió en marzo un total de 71.134.198 consultas.

Las palabras más buscadas fueron: anodino, resiliencia, amor, feminismo, estado, ciencia, derecho, bizarro, cultura, respeto y conciencia.

Los patronos de la Fundación pro-RAE

El Patronato de la Fundación pro-RAE ha de estar formado por un mínimo de 15 y un máximo de 25 miembros. Figuran, entre ellos, el director de la Academia y dos académicos de número.

  • Presidente de honor: Su majestad el rey Felipe VI
  • Presidente: D. Luis María Linde de Castro, gobernador del Banco de España
  • Vicepresidente: D. Darío Villanueva, director de la Real Academia Española
  • Secretario: D. Ricardo Martí Fluxá, presidente de Industria de Turbo Propulsores (ITP)
  • Vocales:

D. Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta de Extremadura

D. Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia

D. José Ignacio Ceniceros González, presidente del Gobierno de La Rioja

D. Víctor García de la Concha, director honorario de la Real Academia Española

D. José B. Terceiro, académico de la Real Academia Española

D. José María Álvarez-Pallete López, presidente de Telefónica

D. José Ramón Álvarez Rendueles, vicepresidente de ArcelorMittal España

D.ª Ana Botín, presidenta del Santander

D. Antonio Brufau Niubó, presidente de Repsol

D. Isidre Fainé Casas, presidente de La Caixa

D. Ignacio Garralda Ruiz de Velasco, presidente de Grupo Mutua Madrileña

D. José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia

D. Francisco González Rodríguez, presidente de BBVA

D. Manuel Marín González, presidente de Fundación Iberdrola

D.ª Marta Martínez Alonso, presidenta de IBM España

D. Ignacio de Polanco Moreno, presidente de honor de Grupo Prisa

D. Borja Prado, presidente de Endesa

D. Mariano Puig Planas, presidente de la Fundación Puig

D. Juan Miguel Villar Mir, presidente de Obrascón-Huarte-Lain

D. Santiago Ybarra y Churruca, presidente de honor de Vocento

  • Gerente: D.ª Mar Alberto Rodríguez
Mostrar comentarios

Códigos Descuento