Rafael Fuentes
Rafael Fuentes con sus hijos en los aledaños del polideportivo donde trabaja. JORGE PARÍS

El funcionario del Ayuntamiento de Madrid, Rafael Fuentes, viudo desde hace un año, y que había solicitado al consistorio un cambio de turno para atender a sus hijos, ha conseguido el ansiado trasladado.

El padre de familia ha agradecido a los medios de comunicación la difusión realizada —en especial a 20minutos que fue de los primeros en informar de su caso— y al Ayuntamiento de Manuela Carmena que han permitido que firmase, definitivamente este miércoles, el traslado de su trabajo al polideportivo de Latina, como había pedido, y en horario de mañana. Trabajará de 8.00 a 15.30 horas y con flexibilidad horaria, lo que le permite poder pasar el resto del día con sus hijos y compatibilizar su vida laboral y familiar.

El único remedio que me quedaba era llevarme a mis hijos al trabajo. No veía la luz al final del túnel y ahora se ha solucionadoEl 25 de abril, justo cuatro días después de cumplirse un año desde que comenzó con su petición —el 21 de abril de 2015— comenzará en su nuevo empleo. Hasta el momento trabajaba como oficial administrativo en el polideportivo de Hortaleza en el turno de tarde y ahora pasará a trabajar por la mañana en el edificio de la Calle Bustamante, en el distrito de Arganzuela. "Me llamaron porque había un puesto vacante, por si me interesaba, y por supuesto que acepté", declara emocionado.

Este cambio se ha llevado a cabo en el más estricto marco de la legalidad, tal y como han destacado fuentes municipales. "No lo pido para hacer yoga o aerobic. Lo solicito por necesidad, porque no tengo a nadie que cuide de mis hijos", manifestaba hace unas semanas a este periódico, al que ahora asegura que, si no le llegaran a conceder el traslado, "el único remedio que me quedaba era llevarme a mis hijos al trabajo. No veía la luz al final del túnel y ahora todo se ha solucionado".

La alcaldesa de Madrid, ya adelantó esta semana que este caso tendría solución. En una visita al distrito de Hortaleza, algunos vecinos le plantearon sus casos personales, como el de este empleado del Ayuntamiento que no podía conciliar su horario laboral tras quedarse viudo. "Yo creo que lo vamos a poder arreglar", respondió Carmena.

Rafael Fuentes había pedido un cambio de lugar de trabajo y de horario para atender a sus dos hijos, de nueve y siete años, después de quedarse viudo hace un año, cuando estaba en la alcaldía la popular Ana Botella.

Consulta aquí más noticias de Madrid.