El sindicato UGT en Aragón ha considerado necesario reorientar las políticas económicas que redunden en la mejora del empleo con calidad y derechos y el aumento real de los salarios para incentivar el consumo.

Para UGT-Aragón el actual modelo económico "está agotado" y es necesario su cambio e incorporar un plan de inversiones basado en más innovación e industria y una reforma de la política fiscal y presupuestaria para promover el crecimiento real de la economía.

UGT-Aragón ha realizado esta petición tras conocer los datos del IPC del mes de marzo que muestran una situación de "debilidad de la economía y de incertidumbre". La tasa interanual sigue en negativo (-0,8 por ciento), fruto del escaso consumo debido a las dificultades de las familias debido al desempleo, la devaluación salarial y la creación de empleo precario.

El pasado mes de marzo, los precios en Aragón han subido un 0,6 por ciento, igual valor que en el conjunto nacional, y lo hacen en las tres provincias. En Huesca un 0,7 por ciento, en Teruel un 0,7 por ciento y en Zaragoza un 0,6 por ciento.

UGT-Aragón ha abundado en que la actual evolución de los precios es un síntoma del "frágil crecimiento de la economía. Para UGT solo se puede dar la vuelta a la situación creando buenos empleos y buscando fórmulas para revitalizar el sector industrial, para mejorar la innovación de las empresas y aumentar su productividad.

En este sentido, ha reiterado que "urge" un cambio de la política de rentas, para poder revitalizar la demanda interna (y con ella el crecimiento), incrementando el poder adquisitivo de los empleados públicos y los pensionistas, y garantizando ganancias de poder adquisitivo a los trabajadores en el sector privado, en el marco del III Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva 2015-2017.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.