La Asociación contra la Pena de Muerte Pablo Ibar ha anunciado este miércoles que va a iniciar una campaña de recaudación de fondos para conseguir que una defensa letrada "eficaz" para el guipuzcoano Pablo Ibar, —que lleva 21 años preso en una cárcel de Florida (EEUU), 15 de ellos en el corredor de la muerte—, que podría volver a ser juzgado por el asesinato en 1994 de dos modelos y el dueño de un local nocturno.

En una rueda de prensa celebrada en Vitoria, la asociación ha recordado que el pasado mes de febrero, el Tribunal Supremo (TS) de Florida (EEUU) anuló la condena a pena de muerte de Pablo Ibar y ordenó la celebración de un nuevo juicio. Sin embargo, la decisión fue recurrida por la Fiscalía, aunque la asociación espera que se celebre un nuevo juicio si el tribunal rechaza o desestima el recurso.

La asociación ha explicado que espera que el TS desestime el recursos del Estado de Florida y que se puede celebrar un juicio "justo" en el que demostrar la inocencia de Ibar.

En este sentido, ha explicado que la repetición del juicio supondrá 1.300.000 dólares, de los que ya han recaudado 662.894,38 dólares. Por ello, ha anunciado que inician una campaña de recaudación de fondos, a través de su página web, que "en breve" estará completamente renovada.

Encuentros con instituciones

También ha avanzado que van a solicitar encuentros con las instituciones vascas, así como con el resto de instituciones autonómicas, otros ayuntamientos del Estado y con el nuevo Gobierno central, para recaudar el resto del presupuesto.

La asociación quiere conseguir que se celebre un juicio "justo" para Ibar, con una defensa letrada "eficaz y equipara para enfrentarse en pie de igualdad a los argumentos del Estado de Florida. "Habida cuenta de las pruebas de que dispone Ibar, el resultado sólo puede ser uno: la libre absolución de Ibar", ha asegurado.

Ibar fue condenado a muerte por un triple asesinato, que niega haber cometido. A finales de junio de 1994 la policía entró en un domicilio de la localidad de Mirarmar, en el Estado de Florida y halló los cuerpos sin vida del propietario de la casa, Casimir Sucharski, dueño de un local nocturno, y dos de sus bailarinas, Sharon Anderson y Marie Rodgers. La consiguiente investigación culminó en la acusación formulada el 25 de agosto de 1994 contra Seth Peñalver y Pablo Ibar.

Consulta aquí más noticias de Álava.