Abrini confiesa ser el 'hombre del sombrero', tercer terrorista del aeropuerto de Bruselas

El sospechoso Mohamed Abrini y el hombre del sombrero.
El sospechoso Mohamed Abrini y el hombre del sombrero.
ARCHIVO
Ha traído de cabeza a la policía belga, pero finalmente la Fiscalía ha identificado al 'hombre del sombrero', el tercer terrorista del ataque en el aeropuerto de Zaventem que no se inmoló en los atentados del 22-M. Mohamed Abrini, uno de los detenidos este viernes en Bruselas, ha confesado que él es el tercer terrorista del aeropuerto de la capital belga. A Abrini se le considera además cómplice de Salah Abdeslam (en prisión) en las matanzas de noviembre en París.

Bélgica ha confirmado este sábado que Mohamed Abrini y Osama Krayem, detenidos como sospechosos de los atentados del 13-N en París, son respectivamente el 'hombre del sombrero' —tercer terrorista avistado en el ataque al aeropuerto de Bruselas— y el segundo presunto terrorista del metro del 22-M, conectando así ambas tramas.

"La Fiscalía federal puede confirmar que Mohamed Abrini es el tercer hombre presente en los atentados del aeropuerto Nacional de Bruselas", señaló la Fiscalía federal belga en un comunicado, poco más de dos horas después de afirmar en otro que aún no estaba en condiciones de hacer tal afirmación.

El Ministerio público indicó que Abrini, detenido el viernes junto a Krayem y otros cuatro sospechosos y al que se culpa de actividades terroristas y asesinatos terroristas, "fue confrontado a los resultados de diferentes exámenes expertos y reconoció su presencia en los hechos". "Ha explicado que tiró su chaqueta a la basura y que revendió su sombrero a continuación", agregó.

Según el diario económico L'Echo, que adelantó la noticia, Abrini confesó en su declaración que los comandos que atentaron en Bruselas el 22-M "querían en realidad volver a actuar en París". "Pero les sorprendió la investigación, que avanzaba demasiado rápido, y entonces decidieron cometer los atentados en Bruselas", indicó el mismo diario en su página web.

Se pone así fin a la búsqueda del 'hombre del sombrero', llamado así por el atuendo que vestía el día de los ataques.

A fin de solicitar colaboración ciudadana para su arresto, las autoridades belgas distribuyeron el jueves imágenes de ese hombre captadas por cámaras de seguridad en su periplo a pie el día de los atentados desde el aeródromo hasta calles próximas a las instituciones de la Unión Europea (UE), en el cual se deshizo de una chaqueta cuyo hallazgo podría ser clave.

Un juez de instrucción culpó este sábado a Abrini, tras prestarle declaración, de participar en actividades de grupo terrorista y de asesinatos terroristas.

El "segundo hombre" del metro

Los mismos cargos impuso a Osama Krayem, alias Naim Al Ahmed, confirmado también este sábado como el "segundo hombre" que había sido visto con el terrorista que se inmoló en la parada de metro de Maelbeek de la capital y que según los medios tiene nacionalidad sueca.

Según el diario De Standaard, los investigadores creen que Krayem pudo dejar escondida en algún punto de Bruselas una bolsa con explosivos como la que llevaba el suicida del metro, Khalid El Bakraoui.

La conexión con Salah Abdeslam

Abrini era hasta el viernes uno de los hombres más buscados en Europa tras identificársele en compañía de Salah Abdeslam (que también fue detenido en Bruselas el 18 de marzo y que será extraditado a Francia) el pasado 11 de noviembre en una gasolinera del norte de Francia en la autopista en dirección a París.

Las huellas y ADN de Abrini se hallaron además en el piso de Schaerbeek (Bruselas) del que partieron los dos terroristas que se inmolaron en el aeropuerto de Zaventem, así como en el automóvil utilizado en el 13-N.

La Fiscalía relaciona asimismo a Krayem con Abdeslam, supuesto cerebro logístico de los ataques del 13 de noviembre en París.

El juez de instrucción también culpó este sábado de participar en actividades de grupo terrorista y de complicidad en asesinatos terroristas a Hervé B.M., detenido junto a Krayem, y a Bilal E.M., cuyo arresto solo confirmó este sábado la Fiscalía que se produjo el viernes por la noche.

A esas cuatro personas se les confirmó el mandato de arresto mientras que las otras dos, capturadas a la vez que Abrini, quedaron en libertad tras ser interrogadas.

Sobre Hervé B.M., la Fiscalía precisó que fue detenido en la noche del viernes y que es ruandés, mientras que de Bilal E.M. se sospecha que ayudó a Abrini y a Krayem.

La cadena pública flamenca VRT apunta a que esta persona es Bilal El Makhoukhi, un bruselense condenado en el proceso contra el grupo radical Sharia4Belgium en Amberes (norte) a cinco años de cárcel de los que cumplió dos y después quedó en libertad bajo vigilancia electrónica, que según ese medio concluyó el mes pasado. Su abogado, Olivier Dupont, dijo a la prensa que su cliente rechaza toda participación en el 22-M.

Por otra parte, el diario Le Soir afirma que se sigue buscando a un tercer cómplice al que Abdeslam habría ido a recoger en coche a Alemania, siendo Krayem otro sospechoso detenido previamente, Amine Choukri, los otros dos.

La Fiscalía informó igualmente de los registros efectuados por la Policía este mediodía en el distrito bruselense de Etterbeek, en un apartamento que podría haberse utilizado como piso franco, pero no se encontraron ni armas ni explosivos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento