Francia aprueba penalizar con multas de hasta 3.700 euros a los clientes de prostitutas

  • Se ha aprobado la ley después de dos años y medio de tensos debates.
  • La mayor novedad del nuevo dispositivo son las multas de 1.500 euros para los clientes de prostitutas, que subirán a 3.750 en caso de reincidencia.
  • También habrá cursillos de "sensibilización contra la compra de actos sexuales", de los que se encargarán asociaciones certificadas.
  •  Francia se convertirá en el quinto país de Europa que penaliza a los clientes de prostitutas después de Suecia, Noruega, Islandia y el Reino Unido.
Una prostituta consulta su teléfono mientras espera clientes junto a sus compañeras en un prostíbulo en Surabaya, Indonesia.
Una prostituta consulta su teléfono mientras espera clientes junto a sus compañeras en un prostíbulo en Surabaya, Indonesia.
GTRES

El Parlamento de francés adoptó este miércoles definitivamente una ley que penaliza con multas a los clientes de las prostitutas, a las que se les dará la posibilidad de dejar esta actividad mediante un fondo de acompañamiento social y profesional.

La Asamblea Nacional adoptó por 64 votos a favor, 12 en contra y 11 abstenciones, el proyecto de ley al término de dos años y medio de debates parlamentarios con continuos choques entre las dos cámaras y con disensiones en el interior mismo de los grupos parlamentarios, sobre todo de la derecha.

La mayor novedad del nuevo dispositivo son las multas de 1.500 euros para los clientes de prostitutas, que subirán a 3.750 en caso de reincidencia.

Una pena alternativa o complementaria será la realización de cursillos de "sensibilización contra la compra de actos sexuales", de los que se encargarán asociaciones certificadas.

¿Cómo se aplicará? Una cuestión pendiente

La cuestión que queda pendiente ahora es la voluntad de aplicar esa regla, con lo que eso significa de dedicar policías a perseguir a los que buscan sexo a cambio de dinero, en particular en un momento en que las fuerzas del orden está absorbidas por la prioridad de la lucha contra el terrorismo.

En cualquier caso, Francia se convertirá en el quinto país de Europa que penaliza a los que pagan por tener relaciones sexuales, después de Suecia, Noruega, Islandia y el Reino Unido.

Con la nueva ley se suprime el delito por acoso o incitación de los clientes en la calle, al que se exponían las prostitutas.

Además, se pone en marcha un fondo para el acompañamiento social y profesional de las prostitutas, que tendrá en principio una partida de 4,8 millones de euros anuales, y se dedicará, principalmente, a la reconversión de aquellos trabajadores del sexo que quieran abandonar.

Permiso de residencia para víctimas de proxenetas

En paralelo, se otorgarán permisos de residencia provisionales (de seis meses) para las prostitutas extranjeras víctimas de proxenetas y que acepten dejar esa actividad.

El primer ministro, el socialista Manuel Valls, consideró que el texto legislativo adoptado por el Parlamento constituye "un gran avance para el respeto de la persona humana", señaló en un mensaje en su cuenta de Twitter.

En una línea similar, la ministra de los Derechos de las Mujeres, Laurence Rossignol, insistió en que este paso muestra que "Francia afirma con fuerza que la compra de actos sexuales es una explotación y una violencia contra las mujeres".

El Sindicato del Trabajo Sexual (Strass) organizó este miércoles una manifestación en los alrededores de la Asamblea Nacional en el momento en que estaba programado el voto.

En esa protesta participaron varias decenas de profesionales del sexo que se quejaron de que el nuevo texto va a hacer más precaria todavía su actividad por el incremento de la presión policial.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento