El juicio de Nóos se reanuda este martes: 69 testigos declararán a lo largo de la semana

  • Libraron a la entidad facturas cuyas cantidades, según la Fiscalía, nada tenían que ver con los costes reales generados por los proyectos celebrados por el instituto.
  • Entre ellos se encuentra Marc Viader, el arquitecto que reformó parte del domicilio de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin en Pedralbes.
  • GRÁFICO: Así se justifican los acusados.
Las acusados del 'caso Nóos', entre ellos la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, el día de comienzo del juicio.
Las acusados del 'caso Nóos', entre ellos la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, el día de comienzo del juicio.
Ballesteros / EFE

El juicio del 'caso Nóos' se reanudará este martes con la declaración, a lo largo de la semana, de hasta 69 testigos. Entre ellos se encuentra Marc Viader, arquitecto que reformó parte de la vivienda de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, ubicada en el barrio barcelonés de Pedralbes, así como numerosos proveedores que prestaron servicios para el instituto.

Se trata de testigos que libraron a la entidad facturas cuyas cantidades, según la Fiscalía Anticorrupción, nada tenían que ver con los costes reales generados por los proyectos celebrados por Nóos en Palma y Valencia, que ascendieron en total a más de seis millones de euros. El Ministerio Público considera que su importe no es imputable a estos eventos.

Viader está citado a declarar este mismo martes junto a otros 19 testigos. El arquitecto admitió en su día ante agentes de la Policía Nacional haber facturado por las obras de reforma del palacete 20.000 euros a través de Aizoon, empresa de la que son copropietarios la hermana del rey y su marido.

Justificó que procedió de este modo por orden del exduque, concretamente en el año 2005, a pesar de que la factura se correspondía a nivel privado con el encargo de rehabilitación y ampliación del domicilio particular que el matrimonio posee en la calle Elisenda de Pinós de Barcelona.

El importe que facturó se suma a los numerosos gastos que se realizaron a través de Aizoon, sociedad presuntamente fantasma que percibió más de un millón de euros del entramado urdido por Urdangarin y su exsocio, Diego Torres, en torno al Instituto Nóos para desviar fondos públicos.

Los Valencia Summit

El viernes está emplazado a declarar el exconseller de Economía de la Generalitat Valenciana Gerardo Camps, quien será interrogado en torno a la gestación de los denominados Valencia Summit, por cuyas tres ediciones Nóos cobró más de tres millones de euros públicos.

En su declaración ante el juez, Camps, expresidente de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia (Cacsa), afirmó que los convenios de estos foros "los parieron y los gestionaron" los exdirectores generales de la entidad dependiente de la Generalitat, José Manuel Aguilar (2003-2005) y Jorge Vela (2005-2009), acusados en el marco de esta causa.

En torno a esos hechos será interpelado el mismo día José Florentino Salinas, exgerente de la Fundación Turismo Valencia Convention Bureau, entidad que junto a Cacsa contrató al instituto para la celebración de los Summit. También está citada la que fuera responsable jurídica de Cacsa Mari Ángeles Mallent, en su caso el jueves.

El sumario recoge que el Instituto Nóos organizó el primer congreso Valencia Summit con un presupuesto total, incluido un canon de 1.044.000 euros, de 1.351.638 euros. En la segunda edición, el presupuesto final se elevó a 1.791.477 euros, mientras que el último, en 2006, fue de 1.472.483 euros.

En 2004 sin embargo Nóos destinó a la preparación del Summit únicamente 194.436 euros. Un año después gastó en facturas 395.597 euros, y en lo que a la tercera edición se refiere, el instituto empleó 320.635 euros para el evento de todo el dinero público que recibió.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento