A lo bonzo en Castellón
El hombre de nacionalidad rumana que ardió tras rociarse con gasolina y prenderse fuego a lo bonzo ante la sede de la Subdelegación del Gobierno en Castellón. Domenech Castelló / EFE

Un ciudadano rumano se ha rociado este martes de gasolina y se ha quemado "a lo bonzo" frente a las dependencias de la Subdelegación del Gobierno de Castellón para protestar por la situación económica de su familia. Tiene quemaduras en el 70% de su cuerpo y está ingresado en estado muy grave en el Hospital La Fe de Valencia.

Un agente ha resultado herido al tratar de apagar el fuego

Según explicaron testigos presenciales,un hombre, de entre cuarenta y cincuenta años, se roció con la gasolina que portaba en una botella de agua de litro y medio. Tras varios minutos amenazando con prenderse fuego y pese a los esfuerzos de disuadirle de su mujer y otros dos familiares, el hombre utilizó un mechero para encender la gasolina entre los gritos de las personas presentes.

Inmediatamente, dos agentes de la Guardia Civil intentaron desprenderle las ropas y sofocaron el fuego. A los pocos minutos acudió una unidad del SAMU y el herido fue trasladado a la Unidad de Grandes Quemados de dicho centro sanitario.

Uno de los agentes resultó herido en una mano al tratar de apagar el fuego.

Estaba desesperado

La mujer del quemado ha explicado a los medios de comunicación presentes que su marido, su hija y su nieto habían venido a España para trabajar y habían sido estafados tanto en el trabajo como en la casa en la que supuestamente iban a vivir.

"Ante la desesperación", dijo la mujer, su marido se prendió fuego.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE CASTELLÓN .