Duma (Siria)
Detalle del minarete de una mezquita derruida en Duma (Siria). EFE/Mohammed Badra

Al menos 33 personas murieron por bombardeos de aviones de las fuerzas gubernamentales sirias contra el pueblo de Deir al Asafir, al este de Damasco, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Entre los fallecidos hay doce menores de edad, nueve mujeres, un profesor, dos efectivos de la "policía" de los rebeldes en esa localidad y un voluntario de la Defensa Civil.

Actualmente, está vigente un alto el fuego en Siria, iniciado a finales de febrero

Los aviones efectuaron catorce ataques aéreos contra una zona próxima a un hospital y una escuela de Deir al Asafir, ubicada en la región de Guta Oriental, el principal bastión de la oposición en la periferia damascena.

Anoche, hubo enfrentamientos entre las fuerzas del régimen y combatientes de facciones islámicas, entre las que figura el Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda, en Guta Oriental.

Según la ONG, en las últimas semanas, los efectivos gubernamentales han intentado avanzar en esa área y cercar Deir al Asafir, donde residen unas 2.700 familias.

Actualmente, está vigente un alto el fuego en Siria, iniciado a finales de febrero, entre el Gobierno y la Comisión Suprema para las Negociaciones, la más importante alianza opositora.

Del alto el fuego están excluidos el Frente al Nusra y el grupo terrorista Estado Islámico.

Siria sufre un conflicto desde marzo de 2011, que ha causado más de 270.000 muertos, de acuerdo a las últimas cifras difundidas por el Observatorio.