Una familia de Dos Hermanas ha denunciado al equipo médico del hospital sevillano Virgen del Rocío que atendió a su hijo de 12 años, fallecido tras sufrir un tumor fatídico.

Los padres del pequeño, que se concentraron ayer en la puerta del hospital, consideran a los facultativos responsables de un «delito de homicidio imprudente», que hacen extensivo al hospital y al Servicio Andaluz de Salud.

La familia denuncia que los médicos «hicieron caso omiso» a las lamentaciones del menor. Para ellos, su hijo «no recibió la atención médica adecuada»: «Decían que sus síntomas eran normales», relata el padre.