Refugiados en Lesbos
Migrantes y refugiados llegan en una embarcación a la isla griega de Lesbos. GTRES

Cuatro refugiados han fallecido este domingo en aguas del mar Egeo, en el primer día de entrada en vigor del acuerdo entre la Unión Europea y Turquía que contempla la devolución de todos los migrantes irregulares que entren en Grecia y no pidan asilo en este país.

Según informó la guardia costera helena, a los cadáveres de dos niñas, de uno y dos años, hallados este domingo por la mañana flotando en el mar junto al islote de Ro, cerca de la isla de Rodas, se sumaron después los fallecimientos de dos hombres en la isla de Lesbos.

El suceso se produjo tras la llegada a la isla de un bote inflable con unos 70 refugiados a bordo. Dos de los tripulantes, de 39 y 36 años, llegaron a la playa ya inconscientes. Desde allí fueron trasladados inmediatamente en una ambulancia al hospital de la capital de la isla, Mitilene, donde solo pudo certificarse su defunción.

Horas antes, la guardia costera había detectado un bote con 57 personas a bordo —cerca del citado islote de Ro— del que habían caído las dos niñas. La guardia costera halló poco después los cuerpos de ambas y los trasladó al centro de salud de la isla de Kalymnos, donde igualmente tan solo pudo certificarse su muerte.

Entre las 8.00 hora local del sábado (7.00 hora peninsular española) y la misma hora de este domingo llegaron 875 refugiados a las islas, según los datos publicados este domingo por el centro de gestión de la crisis del Gobierno.

Estos datos no disciernen entre los que llegaron antes de la medianoche, es decir, antes de entrar en vigor el acuerdo de expulsión, y los que lo hicieron después.

Primeros pasos previos a las expulsiones

El Gobierno griego empezó este sábado por la tarde a trasladar a todos los migrantes y refugiados desde las islas al continente, para así poder despejar los centros de registro.

A partir de este domingo esos centros en las islas de Lesbos, Quíos, Kos, Samos y Leros se convierten en el destino final del viaje, pues allí los migrantes y refugiados deberán optar o bien por solicitar asilo en Grecia o por ser devueltos a Turquía.

Cada caso será analizado de forma individual, por lo que las primeras devoluciones no tendrán lugar hasta dentro de dos semanas.

Después del traslado de 2.500 personas desde Lesbos el sábado al puerto septentrional de Kavala, este domingo zarpó nuevamente un ferry con 1.300 refugiados a bordo, con el mismo destino.

Cerca de 50.000 personas que se encuentran atrapadas en Grecia Este domingo también llegaron cerca de 1.600 refugiados desde la isla de Quíos a Elefsina, localidad portuaria en la región capitalina de Ática.

En las islas quedaban todavía 7.316 personas, sobre el total de 48.141 que hay en toda Grecia, de las cuales la mayor aglomeración se produce en el campamento fronterizo de Idomeni, con 12.000.

También el puerto del Pireo está a rebosar y alberga a unas 4.300 personas, por lo que para los nuevos traslados se está evitando este destino.

El portavoz del Gobierno para la gestión de la crisis de refugiados, Yorgos Kyritsis, informó el sábado tras una sesión de urgencia con el primer ministro, Alexis Tsipras, que los refugiados que todavía quedan en las islas serán transportados a los puertos de Skaramangas, (Ática occidental), Volos (Grecia central) y Kavala (noreste de Grecia), desde donde serán trasladados a instalaciones de acogida en todo el país, facilitadas por el ejército griego.

Las cerca de 50.000 personas que se encuentran atrapadas en Grecia deberán optar por inscribirse en el programa de reubicación hacia otros países de la UE, que continúa siendo voluntario y hasta ahora apenas ha arrojado resultados, de las 160.000 que iban a ser trasladados desde este país e Italia, tan solo lo han conseguido algo más de 700.

Tras la firma del acuerdo UE-Turquía, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, afirmó que las reubicaciones desde Grecia deben alcanzar las 6.000 mensuales y apeló a los países miembros a mostrar "solidaridad".