Aza asegura que Revenga actuó en Nóos al margen de la Casa del Rey y de forma "privada"

  • El exjefe de la Casa del Rey ha declarado como testigo en el juicio de Nóos.
  • Asegura que nadie le habló sobre la constitución de Nóos y Aizoon y que supo "tardíamente" que Carlos García Revenga era el tesorero del Instituto.
  • Aconsejó al exasesor jurídico de la Casa que Urdangarin se desvinculara de toda relación "mercantil" con Nóos por aconsiderarlo "no apropiado".
  • Urdangarin afirmó que Torres y él "obedecían" a García Revenga.
El ex jefe de la Casa Real, Alberto Aza, a su salida de la Audiencia Provincial de Madrid donde ha prestado declaración como testigo y por videoconferencia en la vigésima jornada del juicio del Caso Nóos.
El ex jefe de la Casa Real, Alberto Aza, a su salida de la Audiencia Provincial de Madrid donde ha prestado declaración como testigo y por videoconferencia en la vigésima jornada del juicio del Caso Nóos.
EFE/Mariscal
Las funciones que Carlos García Revenga, exsecretario de las infantas, realizó en el marco de su relación con el Instituto Nóos eran de carácter "privado" y derivadas de su relación "personal" con Iñaki Urdangarin y no se correspondían "para nada" con las que debería tener un "vocal asesor" de la Casa del Rey, el cargo para el que fue contratado. Así lo ha declarado ante el tribunal el exjefe de la Casa del Rey entre 2002 y 2011 Alberto Aza.

Las funciones que Carlos García Revenga, exsecretario de las infantas, realizó en el marco de su relación con el Instituto Nóos eran de carácter "privado" y derivadas de su relación "personal" con Iñaki Urdangarin y no se correspondían "para nada" con las que debería tener un "vocal asesor" de la Casa del Rey, el cargo para el que fue contratado. Así lo ha declarado ante el tribunal el exjefe de la Casa del Rey entre 2002 y 2011 Alberto Aza.

Urdangarin afirmó ante el mismo tribunal que tanto él como su exsocio Diego Torres, ambos acusados, "obedecían" a García Revenga y que él mismo no daba "un paso" en su vida sin consultárselo. El testigo ha insistido en que todo aquello se llevaba a cabo al margen de la institución: "No se destinó" a García Revenga en Nóos y no se le encargó ninguna tarea allí, ha señalado ante las preguntas de acusaciones y defensas.

La razón más básica, ha explicado, es que Casa del Rey "tiene unas competencias delimitadas por norma", y entre ellas no está la de fiscalizar actividades "privadas", ni siquiera las de los miembros de la familia real. Es más, ha asegurado que él no supo en su día de la inclusión de la infanta en la junta directiva de Nóos y que cuando fue informado de ello no le pareció algo "relevante".

Tampoco conoció, cuando se produjo, la propia fundación del Instituto o de la sociedad Aizoon, participada al 50% por los exduques de Palma. García Revenga, también en la Junta de Nóos, no se lo contó, entre otras cosas porque no le reportaba "directamente", ha reseñado.

García Revenga pedía que lo llamaran "asesor"

El abogado de Torres, Manuel González Peeters, ha empleado la totalidad de su interrogatorio en intentar demostrar el supuesto control constante de la Casa sobre Nóos que admitieron Torres y Urdangarin. Aza ha despejado balones señalando a García Revenga y también a José Manuel Romero, el exasesor jurídico de la institución. Ha insinuado que ambos se tomaron sus licencias en este asunto.

Y lo ha hecho con sendas cuestiones muy concretas: en primer lugar, se le han mostrado varios correos electrónicos en los que García Revenga, por ejemplo, pedía que se le denominara "asesor de la Casa de SM el Rey" en varias cartas remitidas desde Nóos a empresas y a cargos públicos; García Revenga utilizaba para hablar de esto con Nóos su dirección de correo electrónico de la Casa.

Aza ha admitido que la denominación de asesor "no responde al título" que figuraba en el contrato de García Revenga, un "empleado con nivel 30", y que las instrucciones que daba tampoco tenían que ver con su trabajo de "vocal asesor". Por otra parte, el hecho de que usara el correo electrónico del trabajo y en horario laboral, ha apostillado, "no avala la teoría de que actuara en nombre de la Casa".

En segundo lugar, aunque Aza le dijo en 2006 a José Manuel Romero que transmitiera a Urdangarin que tenía que desvincularse "de toda actividad mercantil" en Nóos, el testigo dice desconocer por qué, según ha quedado patente en otros correos electrónicos, Romero no lo hizo así. Un email refleja cómo el exasesor jurídico de la Casa aconseja a Urdangarin que salga de la directiva, pero también que puede mantener determinados vínculos societarios.

"Romero no me decía con quién se reunía"

Romero tenía, ha relatado el testigo, "un contrato de asesoramiento desde 1993" y no realizaba un reporte "regular" a la Casa de lo que hacía. "No me explicaba con quién se reunía, funcionaba como un profesional", ha dicho Aza, que ha declarado ignorar desde cuándo este abogado realizaba un seguimiento a las actividades de Urdangarin y la infanta Cristina. Sí ha dicho que fue él quien le transmitió sus dudas sobre Nóos y Urdangarin.

Fue después de que el PSOE de Baleares realizara una pregunta parlamentaria sobre los Foros. Los miembros de la familia real, ha asegurado, "debían tener una determinada delicadeza" para que su intervención en empresas o negocios "no pudiera ser interpretada como un trato de favor". A pesar de estas cautelas, ha reconocido, por ejemplo, que se enteró "tardíamente, por la prensa" de que García Revenga era el tesorero de Nóos.

Después de que Romero aconsejara a Urdangarin, tras hablar con Aza, que se desvinculada de Nóos —por actividades "no apropiadas", pero nunca irregulares, ha aclarado—, el exjefe de la Casa "perdió el hilo del tema", ha dicho, ya que dio "por supuesto que el señor Urdangarin había cumplido con lo que se le había pedido". El testigo ha afirmado que entonces desconocía del todo "la situación real y la estructura" de la red Nóos y sus "interioridades".

Durante la comparecencia, por otro lado, ha negado haber estado presente en ninguna reunión en Zarzuela con Rita Barberá, Francisco Camps, Iñaki Urdangarin y Diego Torres.

Por su parte, el exvicepresidente primero del Gobierno Rodrigo Rato, que declaró justo antes de Aza, negó haberse reunido con Urdangarin en el Palacio de la Zarzuela a fin de negociar futuros proyectos como el Valencia Summit. Manifestó que sí mantuvo un encuentro con el expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps en relación a la Copa América, si bien "no recuerdo que me mencionara al señor Urdangarin para nada".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento