La Policía Local de Alcalá de Henares tuvo que intervenir anoche en una pelea que protagonizaron varios miembros de la caseta de la Falange Española con integrantes del Partido Comunista Español (PCE), confirmaron a Europa Press fuentes policiales.

El parte de incidentes de los agentes refleja que dos de estos jóvenes se enzarzaron en una discusión e intentaron agredirse en varias ocasiones, aunque finalmente la Policía Local intervino en el conato de pelea y evitó el enfrentamiento.

Al parecer, los incidentes entre las casetas de estos partidos políticos viene de lejos. Las Juventudes Comunistas aseguran, en un comunicado hecho público, que el viernes, 15 personas de estética 'skinhead' irrumpieron en su caseta, insultaron a los clientes e hirieron a varios militantes del PCE.

Tres nazis estuvieron rondando durante toda la semana la caseta del PCE.
 

Según señalan en el comunicado, durante el resto de las semanas de la fiesta se estuvo avisando a la Policía Local del riesgo de agresión, ya que tres nazis estuvieron rondando toda la semana la caseta, intentando provocar con insultos y amenazas".

En el escrito explican que uno de los agresores se identificó como agente de la Guardia Civil. Así, los comunistas responsabilizan del enfrentamiento a "la pasividad de la policía" y al alcalde de Alcalá de Henares, por ser "el responsable directo de la seguridad" en el municipio.

Además, indican que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, "actúa con total desidia e indiferente ante las agresiones nazis en la región".